Matemáticas

Como enseñar a dividir

enseñar a dividir
Guía de pasos para enseñar a dividir

Si tienes que enseñar a tus hijos o a alguien a dividir puedes seguir estos pasos para poder explicarlo de manera fácil.

Los niños que ya están en primaria pueden sentirse bastante abrumados cuando de repente empiezan a aprender algunas operaciones matemáticas como por ejemplo la división; pero no deben ponerse nerviosos,  ya que vosotros con esta guía de pasos sabréis cómo enseñar a dividir.

Cuando empieces a enseñar las divisiones a vuestros hijos, o a cualquier persona que no sepa dividir, será clave introducir la división como una operación de compartir en la que los objetos se comparten (o se dividen) en una cantidad de grupos de igual número. A partir de aquí ya podéis comenzar con los pasos que os indicamos.

Pasos para enseñar a dividir

  1. Antes de comenzar a enseñar a dividir, tenemos que decir también que los niños deben saber las tablas de multiplicar. Luego deben seguir estos pasos.
  2. Lo primero de todo será coger y poner un ejemplo numérico, por ejemplo dividir 12 caramelos entre 4 amigos. De este modo, explicamos al niño que 12 es el número que tenemos que dividir y que se llama dividendo, mientras que el cuatro será el número por el cuál tenemos que dividir y que se llama divisor. 
  3. Debemos dibujar la división del 12/4 y decir al niño que piense en un número que multiplicado por 4 nos de 12. El niño tiene que llegar a la respuesta del 3 de modo que entenderá que a cada uno de los cuatro niños le tocarán tres caramelos.
  4. Pero ¿qué pasa si por ejemplo tenemos una división de 6 caramelos entre 8 niños? Hacemos lo mismo y planteamos la pregunta ¿qué número multiplicado por 8 nos da seis? Entonces el niño tiene que pensar y llegará a la conclusión de que es imposible ya que ningún número le dará ese resultado.
  5. Es entonces cuando tendremos que enseñar a los niños el resto de factores que forman parte de una división, ya que además del dividendo y divisor, tenemos que pensar en el  resto y cociente. El cociente es el resultado de la división entera (es decir, el 3 del ejemplo anterior) y el resto será lo que nos queda sin poder dividir por ser número menor que divisor. Es decir que en el segundo ejemplo, el niño tendrá que poner 0 como cociente (ya que no hay ningún número que multiplicado por 8 nos dé seis).
  6. Ahora le explicamos que para divisiones que no son enteras como la primera (donde el dividendo será igual o mayor que el divisor), tenemos que ir sumando ceros al dividendo para hacer este más grande y que encontremos entonces un número entero que aplicar como cociente.
  7. Así, podemos decirle al niño que imagine que el 6 se convierte en un 60 y entonces dividir este por 8, pero cuidado, como tiene puesto un 0 en el cociente, debe colocar una coma (a partir del primer cero que sume al dividendo) y entonces encontrará que el 7 será el número que multiplicado por 8 (56) se acerque más a 60. 
  8. De 56 a 60 van cuatro números y ese cuatro se debe escribir debajo del cero que añadimos. Ese será el resto que antes mencionamos.
  9. Ahora volvemos a "bajar" otro cero y lo colocamos al colocamos junto al 4, entonces nos quedará cuarenta y de nuevo nos preguntamos qué número multiplicado por 8 nos dará cuarenta. La respuesta será cinco, que tenemos que añadir, al 0,7 del cociente ya creado.
  10. Ahora el resto será directamente cero y la división habrá finalizado.
  11. Con estas explicaciones, el niño comenzará a entender cómo funcionan las divisiones, pero debe saber que poco a poco estas se pueden ir complicando, sobre todo si comienzan a introducir dividendos y divisores con más de un número, algo que es mejor que aprendan una vez dominen las divisiones de un solo número como las mencionadas.

Temas

Lo último en How To