Salud

Cómo actuar si los niños vomitan

Los vómitos causan un gran malestar en quien los sufre

niños vomitan
Los vómitos causan un gran malestar en quien los sufre

Los vómitos siempre son una señal negativa de que algo pasa, y son especialmente preocupantes en el caso de los niños, ya que si bien no siempre indican algo grave, sí son muy molestas y pueden provocar deshidratación. Si quieres saber cómo actuar si los niños vomitan, sigue leyendo y toma nota de las claves para cortar el problema y que se sientan mucho mejor.

Pueden ser muchas las causas que provoquen los vómitos, las más habituales el dolor de cabeza, infección en el tracto urinario, obstrucción intestinal, alergias alimentarias, intoxicación alimentaria o ingestión accidental de un tóxico o fármaco, entre otros.

Claves para actuar si los niños vomitan

  • No comer ni beber: lo primero que hay que hacer es darle descanso al estómago durante 1-2 horas, tiempo durante el cual el niño no debe comer ni beber nada ya que muy probablemente volvería a vomitar.
  • Repetitivo: si ha vomitado muchas veces, para evitar que se deshidrate es importante darle agua muy poquito a poco , a sorbitos, cada 15-30 minutos.
  • Leche materna: si es un bebé, después de vomitar es recomendable amamantarlo, ya que la leche materna puede hacer que se sienta mejor, tanto si va directamente del pecho como si previamente se ha extraído y se da en biberón. Si igualmente vomita, dale menos cantidad en la siguiente toma, y si persiste conviene darle una rehidratación oral pero no agua ni infusiones. El pediatra recomendará lo mejor en su caso, no le des nada por tu cuenta que no sepas si le va a sentar bien.
  • Rehidratación oral: este tipo de soluciones son bebidas que ayudan a reponer el azúcar, el agua y las sales que se pierden al vomitar. Es lo primero que suelen recomendar los pediatras cuando se presentan vómitos.
  • Alimentación: a la hora de comer cuando el niño ha vomitado, y pasado el tiempo recomendado anteriormente, debes darle alimentos saludables, evitando platos irritantes o copiosos. Lo ideal son las carnes magras, lácteos sin lactosa, sopas o caldos, cereales integrales, frutas y vegetales.
  • Medicación: hay medicamentos que son muy eficaces para cortar los vómitos, pero nunca le des ninguno que no te haya indicado su pediatra. Algo que le sentó bien a otro niño le puede sentar mal al tuyo, por lo que la automedicación no debe ser nunca una opción.
  • Descanso: hasta que el niño se encuentre mejor y pueda comer con normalidad es muy importante que descanse lo máximo posible, que guarde reposo sin realizar ninguna actividad ni esfuerzo.

Lo último en How To

Últimas noticias