Salud

Vómitos en los niños: Causas y remedios naturales

Los vómitos en los niños suelen alertar a los padres aunque en la mayoría de casos es algo pasajero que se puede tratar con la hidración adecuada.

vómitos niños
Causas y cómo tratar los vómitos en los niños

Que los niños pasen por episodios de náuseas y vómitos es algo que no solo les asusta a e ellos sino que además, suele alarmar bastante a los padres. Sin embargo, si se conoce la causa es posible aplicar el mejor tratamiento o remedio. Os hablamos a continuación, de los vómitos en niños, de sus causas y de cómo se deben tratar.

Vómitos en los niños

vómitos niños

El hecho de que nuestro hijo o hija coma algo que le sienta mal y que le hace vomitar, es algo que no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, cuando el niño vomita sin tener aparentemente otro síntoma o si está pasando por una enfermedad, es necesario acudir al pediatra para averiguar la causa o motivo del vómito.

Los vómitos en los niños , especialmente si son muy pequeños, pueden provocar fácilmente la deshidratación, de modo que no debemos pasar por alto esta situación y averiguar la causa que produce el vómito.

Causas principales de los vómitos en los niños

En la mayoría de los casos de vómitos agudos en niños la causa es una gastroenteritis viral o ingestión de toxinas alimentarias; sin embargo, también puede ser causada por otros factores, por ejemplo, trastornos metabólicos o infecciones, incluidas las bacterianas, que no necesariamente afectan al sistema gastrointestinal.

Se da el caso también a veces que el niño tenga vómitos crónicos o recurrentes . En este caso, pueden estar relacionados con alergias o intolerancias alimentarias, como la enfermedad celíaca o la alergia a las proteínas de la leche de vaca ; en estos casos, el trastorno suele aparecer poco después de la introducción en la dieta de los alimentos a los que el niño es intolerante.

En el caso de los bebés, dos de las causas principales para el vómito son el reflujo gastroesofágico y la estenosis pilórica, que es el estrechamiento de la válvula que separa el estómago del duodeno.

No podemos olvidar que también existen los llamados vómitos de carácter psicógeno , que pueden deberse a estados de estrés y ansiedad, por ejemplo problemas en la escuela o en la familia. Por último, se dan casos en los que niños pequeños que a veces lloran tan desesperadamente que vomitan.

Remedios naturales para los vómitos en niños

Averiguar la causa, a partir de las mencionadas, será la solución para que el médico o pediatra sepa aplicar el mejor tratamiento ante los vómitos de los niños, aunque normalmente no se suelen recetar medicamentos (a no ser que el vómito sea continuado y se necesite alguno que lo corte para evitar la deshidratación del niño).

Lo más habitual es el tratamiento a partir de remedios naturales que nos van a servir para reducir el síntoma y prevenir también la deshidratación.

De este modo, si queremos reducir la sensación de náuseas y vómitos en niños mayores de dos años, el jengibre puede ayudar . El jengibre es un conocido antiemético natural, que también se utiliza en la formulación de productos contra los vómitos por cinetosis (mal de movimiento). Para usar este remedio podemos usar una cucharadita de jengibre fresco y una taza de agua, hervimos durante 4 o 5 minutos y damos como infusión. En caso de que el sabor sea demasiado fuerte,  podemos endulzar con miel.

Por otro lado, es importante que si el niño o niña tiene vómitos constantes, procuremos una adecuada hidratación , administrando agua u otros líquidos, en pequeñas dosis y preferiblemente acompañadas de pequeñas cantidades de comida; de hecho, el agua en ayunas suele provocar vómitos.

Es aconsejable continuar con la alimentación normal . En los adultos, el ayuno suele ayudar a detener los vómitos. En los niños, sin embargo, es aconsejable continuar con la nutrición normal, quizás tomando algunas precauciones. A veces, de hecho, el síntoma de los vómitos es tan importante que ocurre siempre que se administran alimentos; en este caso, se debe invitar al niño a comer más a menudo, ofreciéndole pequeñas cantidades de comida; cuando el niño vomita repetidamente ante la más mínima introducción de alimentos, puede ser necesario recurrir a la hospitalización.

Vómitos en los niños, que tener en cuenta

Los aspectos a los que hay que prestar más atención en caso de vómitos en el niño son:

  • Años; cuanto más pequeño es el niño, es más probable que los vómitos provoquen deshidratación.
  • Duración del síntoma.
  • Cualquier otro síntoma presente, como fiebre alta, diarrea y dolor abdominal.
  • Frecuencia de los vómitos.
  • Lesión craneal previa . El vómito, de hecho, puede ser síntoma de un hematoma consecuente, de hecho, de una lesión en la cabeza; si el niño se ha golpeado la cabeza, incluso varias horas antes del episodio o episodios de vómitos, es importante consultar con un médico.

Lo último en Bebés

Últimas noticias