Televisión

‘First Dates’ | María vive su cita más surrealista: «Me tocan todos los tarados»

First Dates.
First Dates.

El pasado martes 17 de marzo pudimos disfrutar de una nueva entrega de ‘First Dates’. Por lo tanto, tuvimos la oportunidad de conocer nuevos comensales que llegaban al restaurante más famoso de la televisión con muchas ganas de conocer a su media naranja. Eso sí, inevitablemente, dos de los protagonistas fueron Sergio y María.

Ella es una asesora de belleza de estética de 52 años que llegaba a ‘First Dates’ buscando a una persona con la que vivir nuevas experiencias, después de 21 años de matrimonio. Él, por su parte, es un hombre de 42 años de Barcelona que ha pasado por muchísimas experiencias a lo largo de toda su vida.

Nada más ver a su cita, Sergio se puso muy nervioso. Para tratar de calmar los ánimos, el barcelonés no tardó en pedir a María que le dejara su mano para leerla. Ella se quedó sin palabras, haciéndole saber que respetaba mucho ese tipo de temas. Al final, animada por el presentador de ‘First Dates’, dejo la palma de su mano a Sergio.

La primera línea que leyó Sergio tenía relación con la sexualidad. Le hizo saber que “tenía pocas rayitas”, por lo que no había mantenido muchas relaciones sexuales en su vida. María se quedó en shock al ver que, de lo primero que le hablaba, era de sexo. Durante la cena en sí, Sergio ha hecho saber a su cita lo que le gusta en una mujer: “Me gustan con curvas y muy altas o muy bajitas, pero no se puede tener todo”.

Además, el barcelonés dejó claro que quería a una mujer que quisiera tener hijos. Acto seguido, María dejó claro que “yo no puedo”. Instante que él ha aprovechado para hacer una confesión: “Yo tengo hijos, no reconocidos, pero hijos. He sido donante”. Una información que, como era de esperar, dejó en shock a la comensal.

Sergio, además, aseguró que no le preocupaba que María no pudiera tener hijos: “Las mujeres no podéis tener hijos por la polución, la contaminación os está dejando estériles”. María, ante las cámaras del programa, reconoció que su cita “no hila muy bien”. La soltera añadió: «Me voy a crear un complejo, me tocan todos los tarados. ¡No puede ser!» En la decisión final, el barcelonés sí quiso tener una segunda cita mientras que María dejó claro que no veía un futuro con él: “Vivimos en mundos paralelos”.

Lo último en HappyFM

Últimas noticias