Valencia

Ximo Puig gastará 300.000 € en acabar con todo rastro de español en las Fallas

Ximo Puig gastará 300.000 € en acabar con todo rastro de español en las Fallas
Montaje-Ximo-Puig-Fallas

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig gastará de cara a las próximas Fallas 300.000 euros en subvencionar a aquellas asociaciones falleras que editen sus libros en valenciano, una medida que apartará el español de una de las fiestas más importantes a nivel nacional.

Según puede consultarse en el Diario Oficial de la Generalitat, la Consejería de Educación y Deporte ha incrementado partida para fomentar el uso del valenciano en “el ámbito festivo”. De los 89.500 euros que se invirtieron en subvenciones para la traducción de libros falleros en el año 2018, se ha pasado a 300.000 euros para gastar en el mismo concepto.

A finales de enero de este mismo año, se abrió el periodo de solicitud de las subvenciones de la Generalitat para las actividades de promoción del uso del valenciano realizadas por las comisiones de fiestas de las Fallas, de la Magdalena, de las Hogueras y de las de Moros y Cristianos durante el año 2019 que estén legalmente constituidas, inscritas en el registro correspondiente de la administración.

Estos libro recogen no solo el programa de cada asociación en las fiestas, sino su labor durante todo el año. En un nuevo empeño de Puig de eliminar el español de las famosas celebraciones, ha incrementado el presupuesto casi cuatro veces.

Ximo Puig gastará 300.000 € en acabar con todo rastro de español en las Fallas
Fragmento de la convocatoria de 2019

Ximo Puig gastará 300.000 € en acabar con todo rastro de español en las Fallas
Fragmento de la convocatoria de 2018

Las subvenciones se distribuyen en distintas modalidades según el tipo de fiesta de la que se trate. Las Fallas son las dotadas con un mayor presupuesto, 80 plazas con un presupuesto total de 130.000 euros. El resto del presupuesto se reparte entre las otras fiestas de menor calado.

Los libros objeto de subvención deben cumplir unas características concretas. Entre las peticiones se aclara que debe quedar claro en cada ejemplar la colaboración directa de la Generalitat. Además se les exigirá tener una tirada mínima de 200 ejemplares y quedarán exentos los libros editados por los ayuntamiento de Valencia. En cuando a la concesión, se valorarán la calidad de la edición, la adecuación lingüística y el contenido.

El aumento de la subvenciones supone una extensión del valenciano mucho mayor de la que se ha hecho hasta ahora en las fiestas valencianas. El plazo de finalización de peticiones acabará el 1 de octubre de 2019 y afectará al quehacer de las organizaciones de cara al próximo año.

Puig asesta así un golpe de efecto sobre la ‘valencianización’ de la fiesta cultural y con ello, una nueva manera de sobresaltar el valenciano sobre el español.

Politización de las Fallas

No es la primera vez que las Fallas se convierte en un elemento más de política. Tal y como informó OKDIARIO, el alcalde de Valencia Joan Ribó encargó, también a cargo del contribuyente, un informe que analizaba "el machismo en las Fallas".

El análisis, que compartía un presupuesto de casi 35.000 euros junto a otra encuesta fallera, fue encargado al departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia. Concretamente, el informe fue dirigido y coordinado por Verònica Gisbert y Joaquim Rius, docentes del centro.

El objetivo del estudio se centró en “hacer un análisis de la participación de mujeres y hombres en las Fallas de la ciudad de Valencia con el fin de obtener un estado de la cuestión”. Para lograrlo se analizaron aspectos como “contenidos simbólicos de las Fallas y su relación con la reproducción de los modelos sexistas” o “las estructuras de decisión de la fiesta relacionados con la perpetuación de los modelos de masculinidad tradicionales y anacrónicos”.

Lo último en España