Acuerdo Gobierno-Bildu

La violencia proetarra se dispara a cifras récord mientras Sánchez pacta con Bildu: 29 actos en mayo

Bildu
Pedro Sánchez.

La violencia radical proetarra se recrudece mientras el Gobierno pacta con Bildu. En lo que llevamos de mes, se han registrado 29 actos de culto al terrorismo en el País Vasco, según el Observatorio del colectivo de víctimas, COVITE. Se trata, mayoritariamente, de actos de acoso y sabotaje en apoyo al preso de ETA Patxi Ruiz, en huelga de hambre, que han resucitado el fantasma de la ‘kale borroka’. Actos que la formación de Arnaldo Otegi, aliada del Ejecutivo socialcomunista, no ha condenado.

El Gobierno mantiene con Bildu una relación preferente desde hace meses, cuando los de Otegi, con cinco diputados, fueron rehabilitados por primera vez como interlocutores en las negociaciones de la investidura. Sin embargo, el acuerdo para la derogación de la reforma laboral -conocido este miércoles- supone un paso más en esas relaciones: es el primer pacto explícito entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y la formación proetarra.

Las conversaciones para ese pacto -por el que Bildu se abstuvo en la prórroga del estado de alarma- se han sucedido durante días, mientras en el País Vasco se disparaban los actos de violencia radical. Actos que están a punto de superar récords. Mayo podría convertirse en el peor mes desde que existen registros ya que, aún sin concluir, está a sólo tres de superar el más crítico hasta el momento: julio de 2018 -justo tras la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa-, cuando se contabilizaron 31.

Días de negociaciones

El acuerdo para la derogación de la reforma laboral, corregido por el PSOE apenas tres horas después de hacerse público, se fraguó tras varios días de negociaciones con el partido proetarra.

«Hemos estado negociando desde hace días, hemos estado puliendo los aspectos. Y hemos estado discutiendo también cuándo se hacía público. Y ahí había al final un punto de encuentro que era hacerlo público con posterioridad al pleno si eso facilitaba a unos la firma, desde luego no iba a ser obstáculo para nosotros», reveló el parlamentario Oskar Matute, en TVE.

Esto supone que PSOE, Podemos y Bildu han mantenido oculto durante días ese acuerdo, mientras el Gobierno negociaba con el resto de partidos la quinta prórroga del estado de alarma. Ciudadanos acabó dando su apoyo sin conocerlo.

Hasta ahora, Arnaldo Otegi, ya inmerso en la campaña de las autonómicas vascas de julio, ha evitado condenar los ataques que se suceden en la comunidad desde el pasado 11 de mayo. Se trata de una campaña dirigida por el colectivo Amnistía ta Askatasuna (ATA), que critica el camino seguido por Otegi y reclama una radicalización de las acciones. Los actos se iniciaron cuando Patxi Ruiz, preso de ETA expulsado de la banda y representante del sector duro, inició una huelga de hambre.

Ese hecho ha resucitado la campaña de acoso radical y violencia en el País Vasco, ante la que Otegi, y Sánchez, permanecen impasibles. Entre los actos de sabotaje se cuentan pintadas en las sedes del PNV y el PSOE, además de distintas concentraciones en varias localidades, aún en pleno confinamiento.

La violencia proetarra se dispara a cifras récord mientras Sánchez pacta con Bildu: 29 actos en mayo
Ataque proetarra al domicilio de Idoia Mendia (Foto: PSE-EE)

Los radicales han colocado además en los últimos días a Idoia Mendia, líder de los socialistas vascos, como uno de sus objetivos. Han lanzado pintura roja en su vivienda familiar y octavillas con la palabra «asesina». Este miércoles, una caravana de coches con carteles en favor del etarra Ruiz se paseó también por delante de su domicilio. En las últimas horas, la portavoz de Bildu, Maddalen Iriarte, ha asegurado que la formación «no apoya este tipo de iniciativas» porque «se ha cruzado una línea». Sin embargo, la formación proetarra impidió acordar en el Parlamento Vasco una declaración institucional de condena.

Desde COVITE han acusado al PSOE de haber dado un paso más en el blanqueamiento a EH Bildu y de haber traicionado, otra vez, su propia palabra, después de que el pasado mes de junio Pedro Sánchez asegurara que «con Bildu no se acuerda nada».

«La izquierda abertzale se niega a condenar el terrorismo y la violencia como herramientas políticas y mantienen vivo el discurso totalitario, sectario y dogmático de ETA. Pactar con esta formación política debilita extremadamente nuestro Estado de Derecho democrático», denuncian.

Recuerdan que EH Bildu no condena los ataques proetarras. «Pactar con ellos precisamente esta semana es más humillante, indigno y peligroso que nunca porque legitima su posicionamiento antidemocrático», se lamentan desde el colectivo.

Lo último en España

Últimas noticias