Crisis del coronavirus

El vídeo con la última mentira de Illa: «Habrá vacunas para todos y sobrarán»

El 14 de diciembre, el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguraba, con rotundidad: «Habrá vacunas para todos y sobrarán». Illa se expresaba así en un evento informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en el que el invitado principal era el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. El dirigente socialista respondía a las críticas de la Comunidad de Madrid sobre la posible escasez de las vacunas. 

«Creo que están fuera de lugar los comentarios por los que usted me ha comentado», respondía al conductor del evento. «Habrá vacunas para todo el mundo, sobrarán vacunas, así que vamos a cooperar con otros países que las puedan necesitar en nuestro entorno», aseveraba el ahora candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña. Salvador Illa explicaba también que la llegada de vacunas sería «progresiva». «España tiene todas las capacidades preparadas para que en cuanto lleguen las dosis se pueda inmunizar a la población con todas las garantías necesarias», zanjó el entonces ministro.

Suspenden la vacunación

Apenas un mes después de esas afirmaciones, la Comunidad de Madrid ha confirmado sus peores presagios. La región ha suspendido al menos durante esta semana y la próxima la administración de la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 por la reducción en el número de viales recibidos, según ha explicado el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado.

La Comunidad proseguirá con campaña de vacunación aplicando la segunda dosis a los ancianos y trabajadores de residencias, además de profesionales sanitarios. Algo que será posible gracias a que el gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso decidió reservar una parte de las dosis para hacer frente a posibles problemas de suministro -como así ha ocurrido- y garantizar la vacunación completa. Cabe recordar que la vacuna exige de una segunda dosis, que se aplica 21 días después de recibir la primera, para asegurar la inmunidad.

El Ministerio de Sanidad cuestionó precisamente esa estrategia -seguida por otras comunidades autónomas- asegurando que no sería necesaria, ya que las dosis previstas llegarían. En las últimas semanas, sin embargo, se ha asistido al recorte en el suministro por parte de la farmacéutica Pfizer. AstraZeneca, otro de los laboratorios que han participado en la venta de vacunas a la Unión Europea, ha avanzado que no facilitará tampoco a tiempo las dosis acordadas.

La imprevisión de Sanidad ha provocado que las comunidades no dispongan de un protocolo unificado para afrontar situaciones de carestía en el suministro, lo que les obliga a adoptar decisiones por su cuenta. La interrupción en la administración afecta al segundo grupo de prioridad, como personas dependientes y mayores de 80 años.

«Necesitamos más dosis y las necesitamos ya, ésa tiene que ser la mayor prioridad si no la única de la ministra de Sanidad. Tiene que remover tierra, mar y aire para conseguirlo», ha advertido Aguado.

La misma situación se han encontrado en Cataluña. «Mañana las neveras estarán vacías», ha avisado el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon. Calculan que sus reservas sólo llegarán hasta el jueves.

La campaña de vacunación ha demostrado la falta de una estrategia eficaz por parte del Ministerio de Sanidad. Salvador Illa, como este miércoles revela OKDIARIO, deja además su cargo con un ritmo de vacunación 9 veces inferior al que exige la Unión Europea.

Al ritmo actual se tardarán años en cumplir con el objetivo del Gobierno de inmunizar al 70% de la población en verano, lo que coincide con las exigencias europeas.

Hasta el día previo a la salida de Salvador Illa para meterse ya de lleno en la campaña catalana, las dosis de vacunas administradas se sitúan en 1.237.593. El comienzo de la vacunación se efectuó el pasado 27 de diciembre, lo que implica que hasta el 25 de enero han transcurrido 30 días. Por lo tanto, la media de vacunas inyectadas por día asciende a 41.253. En España se ha marcado como objetivo la vacunación del 70% de la población -32.918.346 personas-.

A ese ritmo serían necesarios 1.596 días, o, lo que es lo mismo, 4,37 años, o, 4 años y 5 meses para cumplir el objetivo. España necesita inyectar 416.768 vacunas al día -10 veces más rápido que al ritmo actual-para cumplir con la Unión Europea.

Lo último en España

Últimas noticias