Urkullu confirma sus planes junto al PSE: «Euskadi es una nación que debe ser reconocida»

urkullu
Iñigo Urkullu. (Foto: EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha dirigido al Estado para afirmar que "Euskadi es una nación que debe ser reconocida y necesita mecanismos de bilateralidad efectiva". Además, ha insistido en que se acuerde "un nuevo marco de actualización del pacto estatutario", desde el principio de legalidad para 2020, y para ello, ha subrayado la necesidad de que haya "colaboración" con el Estado, entre los partidos políticos y entre las instituciones.

Durante su intervención en el pleno de investidura que se celebra en el Parlamento vasco, Urkullu ha destacado que no ha "caído" ni va "a caer en planteamientos irrealizables". En este sentido, considera que Euskadi "tiene la oportunidad de crecer institucionalmente", y ha recordado que "el autogobierno es un elemento fundamental".

A su juicio, Gobierno y Parlamento "deben trabajar unidos para defender el autogobierno vasco, lograr el pleno cumplimiento del Estatuto de Gernika y mejorar también la arquitectura institucional que vertebra el país".

"Nos encontramos ante la oportunidad de alcanzar un nuevo pacto estatutario de futuro. Con estos objetivos, vamos a proponer reactivar la ponencia de autogobierno. En este Parlamento debe sustanciarse un diálogo abierto entre todos los grupos y, desde la libertad de cada formación política, tratar de alcanzar un acuerdo plural y con el mayor consenso posible", ha subrayado.

"Nuevo pacto con el Estado"

En este sentido, ha reafirmado su "convencimiento personal y político" de que "es el momento de avanzar en un nuevo marco político de convivencia en Euskadi, que partiendo del consenso institucional alcanzado en este Parlamento, articule un nuevo pacto con el Estado y sea ratificado por la sociedad vasca".

"Reafirmo mi convencimiento personal y político: Euskadi es una nación que debe ser reconocida. Euskadi necesita mecanismos de bilateralidad efectiva que garanticen el cumplimiento de lo pactado con el Estado", ha dicho, para abogar por "la cultura del pacto, el principio democrático y el principio de legalidad". "Nuestra mano está tendida porque es necesario extender al máximo la cultura de la colaboración", ha subrayado, para abogar por la cooperación "con el Estado, entre partidos políticos e instituciones".

En su opinión, ese "espíritu de colaboración es imprescindible para alcanzar los objetivos de país que compartimos de cara a 2020", como son "acordar un nuevo marco de actualización del pacto estatutario, consolidar definitivamente la paz y la convivencia, situar a Euskadi entre los tres primeros puestos del mundo en el Índice de desarrollo humano, reducir en un 20% la tasa de pobreza y reducir la tasa de paro por debajo del 10%".

En cuanto a la situación estatal, ha manifestado que "la realidad viene marcada por la inestabilidad y la necesaria redefinición de su propio proyecto". "La conformación del nuevo Gobierno español no ha despejado las dudas e incertidumbres. La fragmentación política es una realidad en toda Europa, también en Euskadi, pero la falta de diálogo y de entendimiento marca el futuro político de España", ha aseverado.

En este sentido, considera "necesario afrontar con determinación la actualización del modelo de Estado, asumiendo su carácter plurinacional". A su juicio, "es necesario apostar por un modelo social y económico diferente".

Tras señalar que "esta situación afecta a Euskadi", ha planteado que "el Estado avance por un camino en el que las naciones" encuentren su "reconocimiento y se asiente un nuevo modelo económico y social de futuro".

Acuerdo PNV-PSE

El candidato del PNV ha recordado que estas últimas semanas el PNV y el PSE-EE han trabajado para ampliar los apoyos a su candidatura y plantear un programa de futuro, que se ha concretado en un pacto de Gobierno, "una acuerdo de país".

En este sentido, ha asegurado que el país alcanzado "crea un núcleo que dota de estabilidad a la acción del Gobierno", aunque ha reconocido que, "sin duda, va a ser necesario un trabajo permanente de búsqueda de acuerdos y apoyos para avanzar en la gobernabilidad de Euskadi".

Iñigo Urkullu ha apuntado que presentan un programa "para dar respuesta a los retos fundamentales de un país en crecimiento" y ha destacado los cuatro pilares en los que se basa: desarrollo humano, integración social, igualdad y servicios públicos de calidad; empleo, reactivación y sostenibilidad; convivencia y derechos humanos; y más y mejor autogobierno.

El lehendakari en funciones ha destacado que "el autogobierno es el motor de la institucionalización de Euskadi y explica los niveles de bienestar" que existe en Euskadi. Por ello, cree que el Gobierno y el Parlamento deben "trabajar, hombro con hombro, para completar, actualizar y seguir avanzando" para lograr este objetivo.

Urkullu ha agradecido al PNV y al PSE-EE "el esfuerzo realizado para consensuar una visión de Euskadi y de la acción que debe emprender el nuevo Gobierno", y ha apuntado que el pacto de Gobierno "entronca con una historia de colaboración puesta en marcha con el primer Gobierno vasco, hace ahora 80 años".

Según ha apuntado, ahora se "reedita el espíritu de colaboración" con un proyecto "que se presenta con la mano tendida a todos los grupos". "Vamos a mantener el diálogo político y buscar acuerdos que nos permitan avanzar y desarrollar Euskadi", ha aseverado.

El aspirante a la reelección como lehendakari ha manifestado que, "en el análisis comparado de los programas electorales de los cinco partidos políticos con representación parlamentaria", han encontrado "grandes coincidencias". "Ofrecemos la mano tendida para avanzar, desde el consenso, en la respuesta a los grandes retos de nuestro país", ha añadido.

Tras señalar que estos cuatro años "han supuesto la confirmación de la paz en Euskadi, ha emplazado a "seguir tejiendo el encuentro social", para pasar "de la coexistencia a la auténtica convivencia".

Lo último en España

Últimas noticias