Rebrote de coronavirus

Tres de los infectados de Murcia llegaron de Bolivia en un vuelo «humanitario» tras decirles que «España no pide test»

(Vídeo: OKDIARIO)

Los tres contagiados de coronavirus importados de Bolivia que han generado un rebrote en Murcia —con al menos 17 infectados y 60 personas bajo vigilancia— llegaron al aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez en un vuelo «humanitario». Los organizadores del mismo advertían a los pasajeros de que España no pedía test. No se trató de un vuelo fletado directamente por el Ministerio de Asuntos Exteriores bajo el estado de alarma.

Según ha podido saber OKDIARIO, fue una operación gestionada por la agencia de viajes Universal Tours SL, que organizó un vuelo chárter Madrid/Santa Cruz/Madrid «en condiciones comerciales» con «espacios separados» y «precios especiales». En concreto, el trayecto entre la capital de España y Santa Cruz de Bolivia con regreso a Madrid fue realizado por un Boeing 747.

La propia agencia de viajes dio cuenta en sus redes sociales de haber repatriado en este vuelo a «más de 450 pasajeros europeos varados en Bolivia». La aeronave aterrizó en Barajas procedente del aeropuerto internacional Santa Cruz-Viru Viru, el más importante de Bolivia. Los tres pasajeros llegaron a Murcia desde Barajas el 3 de junio. Latinoamérica se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia.

A 689 euros

Previamente, desde Madrid y a bordo del mismo avión, salieron hacia Santa Cruz de la Sierra varios cientos de repatriados bolivianos con «recursos limitados» y la «necesidad» de regresar al país andino, según la operadora. El coste del billete en este trayecto fue de «749 dólares por persona y 27 de tasas de aeropuerto», es decir, unos 689 euros, anunciaba dicha agencia.

«A todos los residentes españoles varados en Bolivia y a todos los bolivianos varados en Europa», era el mensaje con que Universal Tours SL publicitaba estos viajes pese a la situación de estado de alarma en que se encontraba España.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores que dirige Arancha González Laya afirmó en un comunicado el 5 de junio que los españoles de este vuelo fueron «asistidos por la Embajada en la Paz y el Consulado en Santa Cruz de la Sierra» para «facilitar su retorno». En una nota previa del 22 de mayo, Exteriores avanzaba que había un vuelo «desde Bolivia fletado por una agencia de viajes y, por tanto, en condiciones comerciales».

Tres de los infectados de Murcia llegaron de Bolivia en un vuelo «humanitario» tras decirles que «España no pide test»
Respuesta de la agencia Universal Tours en su cuenta oficial de Facebook a un cliente.

Según la propia compañía, las autoridades bolivianas exigían un «certificado COVID-19» en el aeropuerto de origen, pero bastaba con un test rápido para subirse al avión. Es decir no se exigía ni en origen ni en destino una PCR, la prueba más fiable que la Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso, viene reclamando al Gobierno de Pedro Sánchez dentro de un ‘Plan Barajas’.

Tres de los infectados de Murcia llegaron de Bolivia en un vuelo «humanitario» tras decirles que «España no pide test»

A la pregunta de los clientes sobre si debían hacerse una prueba PCR en Bolivia antes de viajar a Madrid a principios de junio, ésta era la respuesta que daba la compañía en su perfil oficial de Facebook: «España no la está pidiendo, sin embargo para subir al avión aquí es mejor presentar aunque sea la prueba rápida de COVID». De este modo, bastaba con un test rápido, no una PCR, y el compromiso de estar en cuarentena en destino durante 14 días.

Tres de los infectados de Murcia llegaron de Bolivia en un vuelo «humanitario» tras decirles que «España no pide test»

Podían salir a comprar

Esta cuarentena, junto a un formulario, era la principal medida que requería el Gobierno de Sánchez para dejar entrar a pasajeros de fuera en el país. Sin embargo, tampoco era una medida especialmente estricta, ya que los viajeros, si bien debían permanecer en su domicilio o alojamiento en esa cuarenta, podían salir a comprar alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistir a centros, servicios y establecimientos sanitarios; y realizar otros desplazamientos por motivos de fuerza mayor o situación de necesidad. Ello, según la orden emitida por el Ministerio de Sanidad desde el 15 de mayo hasta el fin de la alarma, que tuvo lugar el pasado 21 de junio.

También, los pasajeros que llegaban entonces a Barajas eran advertidos de que teóricamente serían llamados cada tres días por personal de Sanidad Exterior para hacerles seguimiento.

Respecto al caso importado de Bolivia, fue el pasado 15 de junio cuando la Consejería de Salud del Gobierno de Murcia identificó al ‘caso índice’ y el 17 de junio detectó los primeros positivos relacionados con el mismo, por lo que desde el Ejecutivo de Fernando López Miras se dio cuenta al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) que dirige Fernando Simón y que depende del Ministerio de Sanidad de Salvador Illa, según apuntaron fuentes del Gobierno regional.

El contagio de estas 16 personas fue confirmado mediante prueba PCR, al tiempo que se puso en cuarentena a más medio centenar de contactos estrechos con el origen y con los afectados de este foco de coronavirus.

Sánchez lo rechaza

Precisamente, el pasado 14 de junio la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, solicitó personalmente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que los pasajeros que quisieran entrar en España se sometieran en origen a pruebas de diagnóstico PCR, las más fiables. Con esta finalidad, la presidenta madrileña envió incluso una carta días después al jefe del Ejecutivo para que atendiera tales demandas.

Y la respuesta de Sánchez el pasado sábado fue la de rechazar estas pruebas en origen. En su contestación también por carta, el presidente quiso transmitirle a Ayuso «un mensaje de tranquilidad». Si bien Sánchez admitió la preocupación de Ayuso sobre «determinados vuelos procedentes de algunos países que aún están padeciendo la pandemia con virulencia», el jefe del Ejecutivo contestó en la misiva que en «estos momentos dichos vuelos están prohibidos, salvo por razones de repatriación o rescate». Por esta vía, y siendo un vuelo en «condiciones comerciales» y a «precios especiales», llegó a España el caso importado del citado rebrote en Murcia.

Lo último en España

Últimas noticias