Rodríguez pasa de Echenique y reivindica "un modelo propio Andaluz" de la mano de Maíllo (IU)

Teresa Rodríguez
Anotonio Maíllo (IU) y Teresa Rodríguez (Podemos Andalucía), en una entrevista conjunta.

Podemos Andalucía prosigue su camino sin importarle las advertencias desde Madrid. Pablo Echenique trata de meter en vereda a Teresa Rodríguez, pero la líder del partido morado en la región se muestra inflexible en su camino por independizarse y montar su propia plataforma con sus propias reglas de la mano de Izquierda Unida. Así, ella y el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, han reivindicado este lunes su proyecto de confluencia electoral como un proceso "propio andaluz" para conseguir terminar con la brecha que separa la situación que experimenta Andalucía respecto a España y al resto de Europa.

En una entrevista conjunta en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, tras reunirse el pasado viernes con la dirección de su partido en Madrid para abordar las discrepancias que ha provocado la confluencia andaluza, Rodríguez ha insistido en la necesidad de convencer a sus compañeros "de que necesitamos un proceso propio andaluz, con la mirada puesta en cerrar la brecha que tenemos con España y con Europa, convencerlos de que es necesario poner el foco aquí y hacer un proceso propio andaluz". "Cuesta trabajo pero lo conseguiremos sin duda", ha agregado.

Y es que, a su juicio, que los datos estadísticos coloquen en muchas ocasiones a Andalucia en la cola "tiene un correlato de centralizar proyectos políticos en Andalucía". "Si nosotros no ponemos el norte en el sur, si no ponemos en el centro a Andalucía, nadie más lo va a hacer", ha advertido.

De este modo, la líder andaluza de Podemos ha explicado que en el encuentro trasladó al secretario de Organización, Pablo Echenique, que "no podemos acostumbrarnos a que las cifras siempre coloquen a Andalucía a la cola, que necesitamos un proceso propio andaluz que piense en Andalucía no como una economía extractiva sino con desarrollo endógeno y con capacidad de alcanzar las cotas de desarrollo que hace 40 años se comprometieron con el pueblo andaluz en el proceso autonomía".

En este punto, ha hecho hincapié en que Andalucía es una nacionalidad histórica gracias a la conquista de los andaluces el 4D y el 28F y que ahora "también necesitamos ponerlo encima de la mesa en el seno de las organizaciones".

Así, Teresa Rodríguez ha incidido en la "buena sintonía" que existe entre su partido e IULV-CA porque "priorizamos sacar adelante Andalucia y tener una esperanza de cambio que no pase por las derechas", algo para lo que hace falta "decirle al resto de España que necesitamos ese proceso propio en Andalucía porque también las organizaciones son distintas en Andalucía que en el resto país".

"Aquí no hay cambio, gobierna siempre el PSOE"

De su lado, Antonio Maíllo ha manifestado que la especificidad del proceso andaluz se enmarca en que los "vientos de cambio" que se experimentan a nivel estatal no tienen traducción en esta comunidad autónoma porque el PSOE-A, tras casi 40 años gobernando, "no es agente de cambio", y la alternativa política, "no pueden ser las derechas [ni el PP, ni C’s], que siempre han sido ajenas a los intereses de Andalucía".

Por eso, asegura que Podemos Andalucía e IULV-CA responden a una responsabilidad histórica ofreciendo a los andaluces "un instrumento de cambio desde una visión progresista, de transformación social y económica, y de cambio de mentalidad" para conseguir una Andalucía que lidere un modelo productivo integral, que lidere en políticas de igualdad o en el blindaje de los servicios públicos, algo en lo que, ha advertido, "no está Susana Díaz".

"Juntos podemos hacer muchas cosas, separados solo garantizamos mantener el estado de las cosas", ha proseguido el líder andaluz de IU, que sobre las primarias que celebrarán en el marco de la confluencia con Podemos ha explicado que serán "procesos participativos que nadie puede poner en cuestión".

De este modo, cada organización tendrá sus propios mecanismos de selección de candidatos que luego se volcarán en unas primarias conjuntas, donde lo importante "no son las organizaciones políticas sino una apelación al pueblo andaluz que aunque no sea afiliado ni militante, se incorpore al proceso". "Queremos muchas complicidades de gente que está huérfana pero que tiene muchas ganas de cambio", ha apostillado.

Y así, ha restado importancia al candidato que lidere la confluencia pues tanto Rodríguez como Maíllo "tenemos un sentimiento muy funcional de la política" y eso "nos hace ser más audaces, porque no estamos para mantenernos en el tiempo como líderes de nada, sino como instrumento de cambio y aportación" para luego volver a sus trabajos.

Con todo, Maíllo se ha mostrado convencido de que saldrá una lista "formidable de unidad, desborde, fuerza, energía, simpatía y de concentrarnos en el discurso de qué queremos hacer en Andalucía al día siguiente de estar en condiciones de gobernar".

En la misma línea se ha pronunciado Teresa Rodríguez que, tras insistir en que la forma jurídica de la confluencia será una coalición electoral, ha defendido la necesidad de "abrir una iniciativa donde quiera incorporarse más gente", como persigue Adelante Andalucía para que "dé lugar a una alternativa de gobierno en Andalucía confiable para la mayoría social".

Lo último en España