Primarias PP

Sémper no tiene "ni la más remota" idea de lo que va a pasar: "Los cálculos se pueden equivocar"

Bildu
Borja Sémper, actual portavoz del PP en el Parlamento Vasco. (Foto: EFE)

Borja Sémper, portavoz del PP en el Parlamento vasco, ha confesado que no tiene "la más remota idea de lo que va a pasar" en la votación del Congreso del PP de la que saldrá elegida el sucesor o sucesora de Mariano Rajoy. La decisión que tomarán los compromisarios de la formación popular convertirá a Pablo Casado o a Soraya Sáenz de Santamaría en líder de la oposición continúa en vilo, "quien les diga que tiene datos fidedignos les miente un poco" dijo el popular a la prensa.

La sensación mayoritaria entre los compromisarios es que el resultado, que se conocerá alrededor de la una de la tarde, será ajustado, aunque los que han hecho campaña por uno u otro no dudan en dar como ganador a su favorito.

Menos, Sémper, que ha admitido abiertamente que los "cálculos se pueden equivocar", entre otras cosas, porque sigue habiendo indecisos que están esperando a escuchar los discursos de los aspirantes para decidir qué papeleta coger. "Hay tendencias, pulsos, sensaciones pero es un voto secreto", ha argumentado.

"Nadie podría decir hoy quién va a ganar, al menos con seguridad", ha reconocido también el presidente de Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien no ha desvelado con quién va, pero ha recordado que la mayoría de los compromisarios gallegos van a apoyar a Casado.

Eso sí, ha dicho que quien gane será "el presidente o la presidenta de todos" porque la integración es "imprescindible" y la "primera obligación" de quien gane. "Estoy convencido de que los dos quieren integrar, se puede hacer una integración lo suficientemente sólida como para coser y unir cualquier tipo de fisura", ha añadido.

Tampoco el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, ha querido hacer "apuestas", igual que el miembro de la dirección del Grupo Popular en el Congreso Carlos Floriano, quien ha rehusado hacer un pronóstico sobre el resultado". "No me atrevo", ha dicho el extremeño que, como Maillo no ha desvelado sus preferencias.

La mayoría de dirigentes han aprovechado las preguntas de los informadores para volver a hacer una apelación a la integración y a trabajar para que, después del cónclave, el suyo sea un partido "unido". Según el presidente del PP de Extremadura, Juan Carlos Monago, la integración es una "obligación". "Se impone el sentido común, hay que hablar porque en esta organización nadie sobra", ha sentenciado.

La vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, que apoya a Casado al igual que Monago, ha apostado por la victoria de su compañero, pero ha hecho hincapié en la necesidad de que la organización salga "integrada y fortalecida" del cónclave y teniendo claro que al día siguiente "la oposición no se le hace a compañeros de partido, sino al PSOE".

Por último, el exministro de Fomento Íñigo de la Serna, que desde el principio arropó a Santamaría, se ha mostrado "absolutamente" convencido de que el partido saldrá unido, y de que su candidata ganará "con un colchón importante". No obstante, ha señalado que si el vencedor es Casado, ella se pondría a disposición del partido. "Aunque su decisión personal de dónde estar le corresponde a ella", ha puntualizado.

Lo último en España