Crisis del coronavirus

Sánchez enterró un plan contra pandemias elaborado por el Gobierno de ZP que exigía impedir el 8-M

Entre las medidas del documento de 2005 del Ejecutivo de Zapatero se citaban: "Adelantar los períodos vacacionales y cancelar eventos públicos"

Coronavirus en España hoy, última hora en directo

pandemias
Zapatero y Sánchez presentando el libro del exministro Miguel Sebastián.

Pedro Sánchez no sólo desoyó las alertas de la OMS y de la UE para permitir el 8-M pese al grave avance del coronavirus en España. Además, enterró un plan contra las pandemias elaborado por el Gobierno de su propio partido en 2005. Un plan que exigía impedir los actos de «concentración» como la manifestación del 8-M.

El documento que hablaba de pandemias es ampliamente conocido por los responsables socialistas en materia sanitaria. Se trata de un documento del Ministerio de Sanidad del año 2005, actualizado en 2006 y completado con anexos en años posteriores. Y la clave del plan de actuación frente a la pandemia, en aquel caso de gripe, se encuentra, más concretamente, en el Anexo XIII del Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe.

El plan se redactó con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Se elaboró, de hecho, con el contexto de la crisis del coronavirus del SARS y de la gripe aviar (subtipo del Coronavirus CoV-HKU1), por lo que su aplicabilidad en el caso de la llegada de otros virus pandémicos es ampliamente defendible.

pandemia
Informe de 2005 del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Zapatero

Ese anexo XIII, en su página 15, destaca la mecánica para poder evaluar la fase y nivel de la pandemia (con criterios armonizados con la UE) en la que se encuentra cada país y, por supuesto, en la que se encontraba España en la semana previa al 8 de marzo.

El estudio encaja ese periodo en una fase 6, nivel 3b. Y es que existía ya un brote de la infección en España. Es más, no sería exagerado considerar que la fase aplicable fuese ya de un grado 6, nivel 4, debido a que había ya países comunitarios afectados.

Y en una pandemia en fase 6, nivel 3-b, y categoría 2 del virus (que es el caso del Covid-19, de acuerdo a su letalidad), se detallan las «Medidas de intervención» de la siguiente manera:

«Medidas de distanciamiento en el entorno comunitario: entre las medidas que se plantean para disminuir la transmisión comunitaria están: adelantar los períodos vacacionales, cancelar eventos públicos (se incluyen cines, eventos deportivos, conciertos, visitas a museos, etc.), cerrar iglesias, instalaciones de tipo recreativo, edificios públicos y grandes almacenes, reducir el número de pasajeros en los medios de transporte público, incluso se podrá plantear establecer un cordón sanitario en territorios insulares. Se propone la aplicación de este grupo de medidas en la fase 6 niveles 3b y 4 si la letalidad es mayor o igual a 0,1% y se considerará su aplicación si la letalidad es menor del 0,1%».

Es más, para las fases 4, 5 y 6 (niveles 1, 2 y 3a), que ya estaban ampliamente superadas, se recomienda la «restricción de viajes a áreas afectadas», medidas que en absoluto se barajaron a esas alturas.

Por último, el documento principal del plan también deja claro que en una situación de Emergencia de Salud Publica provocada por pandemias *la responsabilidad* de la planificación, gestión y coordinación de las medidas entre las distintas instituciones corresponde al Gobierno de la nación. No al de las comunidades autónomas tal y como pretende afirmar el Gobierno de Pedro Sánchez en diversas declaraciones y, en concreto, en sede parlamentaria.

Lo último en España

Últimas noticias