Sánchez destinará fondos españoles para el apoyo a los chiringuitos feministas en la UE

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno @Getty
Pedro Sánchez, presidente en funciones.

Pedro Sánchez no sólo quiere que se destine dinero público a los chiringuitos feministas españoles, además, pretende que una partida de fondos del presupuesto español acabe en las arcas comunitarias para impulsar las políticas de género en toda la Unión Europea (UE).

El presidente en funciones se ha comprometido ante las autoridades comunitarias y ante sus potenciales socios tras las próximas elecciones del 10 de noviembre. Un compromiso que pasa por incrementar las partidas de fondos públicos destinadas al feminismo dentro de las fronteras españolas y, además, para reforzar “el enfoque de género en la acción exterior de la UE a través de un incremento presupuestario que permita su pleno desarrollo”, tal y como figura en los compromisos asumidos en la última negociación de apoyos a la investidura del mes de julio.

“La perspectiva de género no sólo será transversal en todos los programas de cooperación, sino que además se incrementarán los fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo de la Unión destinados a intervenciones específicas para la promoción de la igualdad, el empoderamiento de la mujer y la promoción de sus derechos, incluyendo los derechos sexuales y reproductivos”, según refleja la misma documentación.

Esas políticas son exactamente las mismas que han justificado un desembolso millonario de fondos públicos en España con destino a los denominados ‘chiringuitos feministas‘. De hecho, las leyes de género aplicadas por la Administración central, Comunidades y Ayuntamientos para impulsar la ideología feminista han dejado en manos de estas estructuras una cifra cercana a los 100 millones de euros. Un importe, además, que ha ido a parar en numerosas ocasiones a colectivos afines al Gobierno socialista en materia de igualdad y género.

3,3 millones de euros ha repartido la Junta de Andalucía

Hasta 3,3 millones de euros ha repartido anualmente la Junta de Andalucía gracias a este concepto. Unas cifras que, no obstante, son sólo una pequeña muestra si se la compara con el fuerte volumen de fondos públicos que destinan las distintas regiones, los ayuntamientos y el Estado central para impulsar este tipo de políticas de género o ideología feminista radical: hasta 100 millones de euros que han acabado desde 2014 destinados a colectivos cuya ideología es la misma que la del actual Gobierno.

Los pagadores más habituales son la Dirección General de Servicios de Familia, el Instituto de la Mujer o la Dirección General de Migraciones. Pero, además, se le suman entidades de toda España que reparten fondos con idéntico fin como el Ayuntamiento de Gijón, el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, la Agencia Extremeña de Cooperación, la Diputación Provincial de Córdoba, el Ayuntamiento de Madrid o la Secretaría General de Servicios Sociales de Andalucía son algunos de los más habituales en esta actividad subvencionadora.

En el campo de la recepción de fondos se encuentran infinidad de asociaciones, fundaciones o entidades, la Asociación Mujeres para la Salud, el Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo, la Fundación Mujeres Jóvenes o la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas son sólo algunos ejemplos.

Lo último en España

Últimas noticias