Quim Torra será el primero en visitar a los golpistas cuando lleguen a cárceles catalanas

quim-torra-golpistas-prisiones-catalanes
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, interviene durante el acto de entrega de los diplomas de la 32 promoción de la Escuela de Policía de Cataluña, en en el que se han graduado 804 agentes, de ellos 454 para los Mossos d'Esquadra y 350 para las policías locales de 84 ayuntamientos catalanes. Foto: EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, tiene previsto visitar la tarde de este miércoles a los siete golpistas independentistas juzgados por el ‘procés’ en el Tribunal Supremo y cuyo acercamiento a cárceles catalanes está previsto que finalice este miércoles con su llegada a la prisión de Lledoners, a las afueras de la localidad barcelonesa de Manresa.

Según la agenda del xenófobo Torra, tras la visita a Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, Torra se dirigirá a los medios de comunicación al salir de la prisión.

Los golpistas catalanes, responsables políticos de la celebración del referéndum ilegal del 1-O, llegarán este miércoles a la cárcel de Brians 2, en San Esteban de Sasroviras, y de allí serán conducidos poco después a las prisiones de Lledoners en Barcelona, Mas d’Enric en Tarragona y Puig de les Basses en Gerona.

Cambio de custodia

La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Consejería de Justicia ha informado de que la Guardia Civil conducirá a los presos varones desde la cárcel de Zuera, en Zaragoza, donde pasan la noche, a Brians 2, centro de tránsito entre Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior y los Servicios Penitenciarios de la Generalitat.

Allí también serán trasladadas la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell y la ex consellera Dolors Bassa, en una conducción directa desde la cárcel de Alcalá-Meco, en Alcalá de Henares (Madrid), donde se producirá el cambio de custodia al Área Penitenciaria de los Mossos d’Esquadra.

Serán los Mossos quienes trasladen a los hombres a Lledoners, a Forcadell a Mas d’Enric y a Bassa a Puig de les Basses, previsiblemente poco después de que lleguen a Brians 2. Una vez lleguen a los centros de destino, los presos irán a los respectivos módulos de ingresos: se les identificará por huella dactilar, se someterán a revisión médica, podrán llamar a sus familias e irán a celdas individuales en los mismos módulos donde estuvieron desde el 4 de julio de 2018 hasta el 1 de febrero, cuando fueron trasladados a Madrid para el juicio del proceso soberanista.

Lo último en España