Justicia

PSOE y Podemos impiden que el Congreso escuche al CGPJ en su asalto al Poder Judicial

Los partidos del Gobierno de coalición silencian al órgano de gobierno de los jueces 16 años después

El CGPJ se rebela contra el asalto del Gobierno al Poder Judicial y exige a Europa que se pronuncie

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

PSOE y Podemos, los dos partidos del Gobierno de coalición, han rechazado este miércoles en la Mesa del Congreso que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) informe sobre su proposición de ley para limitar las funciones del órgano de gobierno de los jueces cuando se encuentre en funciones. Una decisión que no se daba en la Cámara baja desde octubre de 2004, es decir, hace 16 años, cuando los socialistas y sus socios también silenciaron al CGPJ en relación a la reforma que despenalizó las consultas ilegales secesionistas bajo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los socialcomunistas han tumbado así la solicitud del Pleno del Consejo General del Poder Judicial -respaldada por el PP en otra iniciativa- para que la Mesa del Congreso recabara la opinión tanto de dicho órgano constitucional como de la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho (conocida como Comisión de Venecia) sobre dicha proposición  de ley. Además, el CGPJ puso de manifiesto «la necesidad de que se dé audiencia a todos los agentes afectados por la reforma propuesta y, en particular, las asociaciones de jueces y fiscales y demás entidades representativas e instituciones públicas del ámbito de la justicia».

A este respecto, los letrados del Congreso, según la documentación oficial a la que ha tenido acceso OKDIARIO, habían recordado a los miembros de la Mesa que la «remisión por parte de la Cámara de una iniciativa legislativa al CGPJ a efectos de informe es, en definitiva, una decisión potestativa de la Mesa, siendo así que ha habido peticiones de los Grupos Parlamentarios respecto de los que la Mesa ha resuelto tanto en sentido positivo como negativo».

Y en esta línea, los servicios jurídicos de la Cámara recordaron que la última vez que la Mesa se opuso a una solicitud similar fue en 2004, también entonces presidida por el Partido Socialista. «En lo que respecta a solicitudes cursadas por el CGPJ, ha de tenerse en cuenta que, en relación con el precedente más inmediato, comunicación del acuerdo adoptado por el Pleno del citado Consejo de interesar de la Mesa del Congreso de los Diputados la remisión a dicho órgano constitucional de la Proposición de Ley de modificación del Código Penal en materia de convocatoria ilegal de referendos y consultas electorales (…), la Mesa de la Cámara acordó: ‘Comunicar al Consejo General del Poder Judicial que no procede acceder a la solicitud de remisión de la citada Proposición de Ley’», reza el escrito de los letrados.

Por su parte, y en relación con el requerimiento del CGPJ, el Grupo Popular registró una solicitud similar ante la Mesa alegando que la reforma promovida por PSOE y Unidas Podemos es «manifiestamente inconstitucional» y que la «maniobra» de tramitarla como proposición de ley y no como proyecto de ley, evitando así los informes preceptivos del CGPJ y el Consejo de Estado, «evidencia claramente que se trata de imponer un gobierno de los jueces ideológico, no profesional e independiente, formado por personas con tendencia ideológica de izquierdas». Sin embargo, esta iniciativa de los populares emplazando al Congreso a recabar sendos informes del CGPJ y de la Comisión de Venecia también ha sido tumbada por PSOE y Podemos.

Por la vía rápida

Además, la Mesa de la Cámara baja ha acordado este miércoles, también gracias a los votos de PSOE y Podemos (que tienen mayoría frente a PP y Vox), que dicha reforma para limitar las funciones al del CGPJ cuando su mandato haya caducado se tramite por el procedimiento de urgencia, es decir, por la vía rápida.

De este modo, los plazos normales de tramitación parlamentaria se reducen a la mitad. La previsión de los socialistas es que esta proposición de ley esté aprobada definitivamente, tras su paso por el Senado, la próxima primavera.

Una vez se ha aprobado la tramitación por la vía de urgencia, se ha fijado un primer plazo de ocho días hábiles para la presentación de enmiendas a la proposición de ley, que ya fue tomada en consideración por el Pleno del Congreso el pasado 15 de diciembre.

La otra reforma

Esta negativa de socialistas y comunistas a escuchar al CGPJ sienta un peligro precedente para la otra reforma de calado que pretenden los dos partidos del Ejecutivo: la de rebajar la mayoría necesaria (de tres quintos a una absoluta) para renovar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial. Esta otra proposición de ley de PSOE-Podemos está aparcada por sus proponentes a la espera que haya movimiento por parte del PP, que se niega a compartir negociaciones con Podemos sobre la renovación del CGPJ por sus ataques al propio Poder Judicial, a la Monarquía y a la Constitución.

Lo último en España

Últimas noticias