Cataluña

El PSOE se pliega al separatismo para burlar la ley del 25%: el recreo computará como horas de español

Ver vídeo

Los socialistas catalanes de Pedro Sánchez se han plegado al separatismo y han accedido al plan secesionista que pasa por computar el recreo y el comedor como horario lectivo de español burlando así las resoluciones judiciales que obligan a la enseñanza catalana a impartir al menos un 25% de las clases en castellano.

El PSC, que dirige el ex ministro Salvador Illa, registró este martes junto a ERC, Junts y los comunes una proposición de ley en el Parlament sobre «el uso y el aprendizaje de las lenguas oficiales en la enseñanza no universitaria» con la que maniobra para sortear la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), confirmada por el Supremo, que fija un mínimo del 25% de castellano en las aulas. Un porcentaje que el tribunal instó a aplicar antes del 31 de mayo.

En concreto, el texto recoge que «el alcance» de la presencia de las lenguas oficiales, esto es, catalán y castellano, «debe determinarse exclusivamente con criterios pedagógicos y de manera singularizada por cada uno de los centros educativos y debe realizarse desde uno abordaje global, integrador y de transversalidad curricular que incluya todos los espacios educativos y los recursos de aprendizaje, también los de carácter digital». Ahí está la trampa. Al contemplar «todos los espacios educativos», los separatistas, con la complicidad del PSC y los comunes, quieren computar también las horas de recreo o comedor como lectivas dentro del «uso curricular» del castellano.

A esta estratagema responde la campaña que realizó la Plataforma per la Llengua, autodenominada la ‘ONG del catalán’, en la que espió a alumnos y profesores en el patio de colegios catalanes para elaborar un informe sobre el uso del español en estos espacios de los centros educativos. El citado informe de 2019 de esta entidad subvencionada por el Govern recogió que «sólo el 14,6% de las conversaciones de los alumnos de la ESO en el recreo son en catalán» en las zonas urbanas de Cataluña.

Más recientemente, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, presentó este año otro informe según el cual si bien dentro de las aulas el catalán es «bastante mayoritario», en cambio, «en el patio y en el comedor se habla mayoritariamente en castellano», sobre todo en secundaria (56,5% de conversaciones en primaria y 66,8% en la ESO).

«Barbaridad»

En declaraciones a OKDIARIO, la profesora Sonia Sierra, ex diputada de Ciudadanos y ex portavoz de Educación en el Parlament, desmonta esta farsa que «el separatismo lleva ya tiempo preparando». Así, los secesionistas, denuncia Sierra, «se han sacado estos estudios de la manga para decir que como en el patio se habla en español, pues ya cuenta como horario lectivo». Cuando, en realidad, contrapone la ex parlamentaria naranja, en el recreo los niños hablan también chino mandarín, urdu (lengua de Pakistán), multitud de idiomas, es decir, «hablan lo que les da la gana».

Y además, añade, en el patio los niños están jugando al fútbol, al baloncesto o mirando el móvil, por lo que «desde el punto de visto pedagógico es una barbaridad que se pretenda colar este tiempo como lectivo y equiparar lo que se hace en el recreo con enseñar una asignatura no lingüística en español», advierte.

Por su parte, el líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, criticó este martes que «como era de esperar» la proposición de ley «tramposa» no recoge el derecho al mínimo del 25% en español en todas las aulas catalanas. Junto a ello, reprochó a los socialistas que formen parte de este pacto con los independentistas después de semanas de negociaciones para modificar la Ley de Política Lingüística: «Vergüenza de PSC y de política catalana», apostilló.

Lo último en España

Últimas noticias