El PP se va del Senado tras acusarles un ‘errejonita’ de fascistas y de «tener la mano muy larga»

Los 'populares' abandonan el pleno tras una bronca monumental al negarse Fernández Rubiño a retirar sus insultos

El pleno del Senado de esta tarde ha vivido una monumental bronca cuando un senador del partido de Íñigo Errejón, Eduardo Fernández Rubiño, se ha dirigido a la bancada del Partido Popular en la Cámara Alta y les ha acusado de tener «la mano muy larga y la piel mi fina». La presidenta del Senado, en ningún momento ha pedido al parlamentario de Más Madrid retirar sus palabras.

Ha sido en el transcurso del debate de la Proposición de Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. Tras las palabras de Fernández Rubiño en las que se quejaba de que no se hayan suspendido eventos deportivos por gritos de ‘maricón’ desde las gradas pero sí de ‘fascista’ contra un deportista, su intervención ha subido de tono al señalar que era un buen día para «no equiparar el fascismo con el antifascismo».

En ese momento ha reprochado a la bancada popular que se sintiera aludida por una mención anterior de una senadora compañera suya durante el pleno en la que se había referido a la violencia racial en Estados Unidos.

Otro incidente ocurrido horas antes por unas palabras de la senadora Sara Vilà, quien al recordar las protestas antirracistas en EEUU, pidió a Vox y al PP que «tomen nota que la gente nunca más bajará la cabeza ante el fascismo y el racismo». Es en ese momento, al referirse a las palabras de la parlamentaria, cuando Fernández Rubiño lanza que «no se puede tener la mano tan larga y la piel tan fina».

Esa frase ha sido el desencadenante de la monumental bronca que se ha desatado en el Senado a continuación. El portavoz del grupo Popular, Javier Maroto, se he levantado del escaño y ha liderado las airadas quejas de su partido reclamando que retirase esas palabras. Pero Fernández Rubiño ha elevado aún más el tono de su intervención al asegurar que:

«No se puede llamar terroristas a sus oponentes y al día siguiente rasgarse ustedes las vestiduras por recordarles que gobiernan con fascistas», en referencia a las palabras la diputada Cayetana Álvarez de Toledo a Pablo Iglesias.

La bronca se eleva de tono cuando la presidenta del Senado, Pilar Llop, ha pedido a los populares que dejaran seguir la sesión y parasen las protestas, pero los senadores del PP continuaban demandando la retirada de los insultos: «Siéntese señoría… ¡es que no sé como se llama!», se le ha oído decir en un momento.

Desde la bancada ‘popular’ el senador Sergio García pedía «¡Que lo retire!» y «usted, señora presidenta, es cómplice de lo que esta pasando»

Tras cinco minutos, los senadores populares comandados por Javier Maroto, han abandonado el hemiciclo.

Javier Maroto escribió luego un tuit en el que decía que «Nunca pensé que tendría que tomar esta decisión. Podemos se inventa que el PP `no condena la violencia contra el ciudadano afroamericano en Missouri’. A pesar de ser falso, también se nos llama fascista en el siguiente en el siguiente punto. La presidenta callada. Hemos abandonado el hemiciclo».

«Yo lo lamento. Las verdades duelen. No soportan las verdades cuando ellos se pasan el día llamando terroristas, pederastas, torturador…», ha concluido Rubiño sin que la presidenta del Senado abriera la boca.

Quién es Fernández Rubiño

Eduardo Rubiño, diputado de Más Madrid en la Asamblea de Madrid y senador autonómico, compartió un bulo en redes sociales sobre un supuesto miembro de la comitiva de Ciudadanos provocando en la marcha del Orgullo LGTBI en Madrid con un logo del Vox con el móvil. El objetivo de este vídeo era culpar a Ciudadanos de los ataques e insultos que sufrieron durante el evento del pasado sábado.

Después se demostró que el hombre del vídeo no era miembro ni de la comitiva de Ciudadanos ni estaba afiliado a Vox. Así lo afirmó él mismo a través de su perfil de Instagram. Eduardo Rubiño también tuvo que rectificar y retirar el tuit con el que daba validez a este bulo para arremeter contra Ciudadanos.

La usuaria ‘María.B'(@Mariazaldivar19 en Twitter) colgó en las redes el vídeo del programa ‘Todo es mentira’, que presenta Risto Mejide en Cuatro, en el que salía un hombre en la zona donde se encontraba la comitiva de Ciudadanos mostrando con su móvil el logo de Vox para provocar los insultos por parte de los que se encontraban en la marcha LGTBI contra la formación naranja. Esta usuaria ha hecho su perfil privado para evitar mostrar el vídeo.

Este vídeo se fue viralizando en Twitter y Eduardo Rubiño colgó un tuit en el que acusaba al partido de Albert Rivera de provocar los insultos y ataques que recibieron: «Este señor iba en la comitiva de Ciudadanos, mostrando el lago de Vox a los manifestantes. Por si alguien le quedaba alguna duda de a qué fueron. Arrimadas Dimisión y Arrimadas montapollos».

Lo último en España

Últimas noticias