El PP llevará al Senado la prohibición por Sánchez de la protesta del campo ante el casoplón de Iglesias

José Antonio Monago
El líder del PP en Extremadura, José Antonio Monago. (Foto: PP)

La Delegación del Gobierno de Madrid ha prohibido la protesta de los agricultores delante del casoplón de Pablo Iglesias. Y el presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha decido llevar este asunto al Senado para preguntar al Gobierno por las razones y argumentos jurídicos que realmente le han llevado a denegar la protesta que tenían prevista los agricultores y ganaderos extremeños en la localidad de Galapagar, donde reside el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Monago asegura que España “empieza a parecerse a Venezuela”. Porque lo cierto, argumenta, es que se comprueba que las normas son “diferentes” en función del nombre “del beneficiado o perjudicado”.

El líder del PP en Extremadura recuerda que él tuvo que sufrir durante meses una acampada en su casa particular amparada en “la libertad de expresión y la democracia” durante el periodo en que fue máximo mandatario de la Junta de Extremadura, mientras que ahora parece que “lo democrático es denegarlo porque es donde vive el señor Iglesias”.

Monago recuerda que el líder de Podemos fue, precisamente, uno de los instigadores de los escraches a políticos, calificándolos de “jarabe democrático” y ahora “parece que el jarabe ya le ha hecho efecto y lo democrático es denegar las manifestaciones que están amparadas por la Constitución”.

Por todo ello, Monago pedirá explicaciones al Ejecutivo en el Senado porque “es justo y legítimo que los agricultores reivindiquen soluciones ante la falta de acción del Gobierno socialcomunista para solucionar el problema del campo español”.

La petición de los agricultores fue realizada el pasado 2 de marzo, tal y como adelantó OKDIARIO. Pero la Delegación del Gobierno ha señalado que, en base a la “inviolabilidad del domicilio” del vicepresidente, una autorización de una movilización de estas características supondría una conculcación de los derechos fundamentales de Pablo Iglesias. Y, lo cierto, es que ese principio no ha servido para impedir escraches ante los domicilios de innumerables cargos del PP. Y mucho de esos escraches fueron instados o protagonizados directamente por miembros de Podemos.

El presidente de APAG Extremadura ASAJA, Juan Metidieri, ha señalado, además, que en ningún momento la organización agraria pretendía manifestarse “en el salón de la casa de Iglesias ni en su piscina, por lo que esa inviolabilidad no corría peligro”.

Los agricultores extremeños, de hecho, tomaron nota de los consejos del propio Iglesias. En una de las últimas reuniones mantenidas por el campo con el Gobierno, el vicepresidente podemita les instó a «apretar» porque «tenéis razón». Y APAG Extremadura Asaja tomó nota del comentario, de tal modo que planteó una movilización frente al casoplón del vicepresidente en Galapagar.

Los agricultores, de todos modos, se han reunido de nuevo tras conocer la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir su plan de ir al casoplón de Galapagar. Y han tomado una nueva decisión: sea de la forma que sea, el vicepresidente no se librará de su protesta. Por eso irán o a la plaza principal de Galapagar, o a la sede de la Vicepresidencia Social que comanda Pablo Iglesias. Pero que, sea del modo que sea, no cargarán sus protestas sobre otro responsable oficial.

Lo último en España

Últimas noticias