El PP elegirá a su nuevo líder los días 20 y 21 de julio

Mariano Rajoy en la Junta directiva nacional del PP.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha propuesto que el congreso extraordinario, en el que el partido elegirá a su nuevo líder, se celebre los días 20 y 21 de julio.

Ante los más de 500 cargos reunidos en la Junta Directiva Nacional, este lunes, Rajoy ha considerado que el congreso-que previsiblemente tenga lugar en Madrid- debe celebrarse en el «plazo más corto» posible que marcan los Estatutos, que establece un mes y medio desde su convocatoria.

En este sentido, ha considerado que la elección «no se puede dilatar más» y ha destacado que la primera tarea debe ser «tener al partido a punto» a la vuelta del verano y de cara a las citas electorales de 2019.

Rajoy ha prevenido a los posibles candidatos sobre el  riesgo de que se produzca una guerra abierta entre los candidatos a sucederle. «Se puede producir, o no, una competición natural o sana, pero al final, el partido tiene que estar tanto o más unido que hoy», ha avisado.

En este sentido, se ha mostrado convencido de la «lealtad al partido» de los aspirantes y de que sus decisiones «solo estarán dictadas por la vocación de servicio y el bien de la formación».

«Ni sucesores ni delfines»

El expresidente del Gobierno ha renunciado a dirigir la elección y ha asegurado no tener «ni sucesores ni delfines» y ha renunciado a «hacer distingos entre unos y otros».

«En todos he encontrado una lealtad inquebrantable. A nadie podría distinguir con una preferencia porque sería cometer una enorme injusticia con todos los demás y no estoy dispuesto a hacerlo», ha valorado. 

Rajoy ha renunciado a hacer cambios en el partido y en el grupo parlamentario hasta que se celebre el congreso, aunque ha considerado que eso no signifique que «no vaya a estar presente». «Dada la situación de interinidad que ahora se abre actuaré con prudencia», ha dicho, en lo que podría ser una advertencia velada a las críticas de José María Aznar.

Los candidatos tendrán ahora que presentar su precandidatura ante la Comisión Organizadora hasta el próximo 25 d ejunio. En las quinielas, el principal candidato es el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aunque no se descarta que Soraya Sáenz de Santamaría o María Dolores de Cospedal den finalmente un paso adelante.

«Club de agoreros de guardia»

Rajoy ha aprovechado buena parte de la intervención para insuflar ánimo a los suyos y ha arremetido sin miramientos contra el PSOE y, veladamente, el resto de rivales políticos. «Somos el partido que suscita más confianza entre los españoles a pesar de los recurrente vaticinios del club de agoreros de guardia. No son los españoles los que han interrumpido nuestra tarea, sino nuestros rivales, una amalgama apresurada de socialistas, independentistas y partidos de extrema izquierda, Bildu incluido», ha criticado.

En este sentido, ha situado en el congreso de julio el punto de partida para que el PP «vuelva a gobernar» porque, ha dicho, «España puede volver a necesitarnos pronto».

Rajoy ha enfatizado los logros de su Gobierno, en especial, en el terreno económico. «Nos votan porque el PP es el único que sabe engordar las vacas flacas y no confunde las vacas gordas con la fiesta del despilfarro», ha ironizado.

También ha urgado en la desconfianza que genera que los socialistas hayan sido apoyados por proetarras para desbancarles del poder. «No hemos negociado jamás con los terroristas. Nosotros», ha insistido.

El líder ‘popular’ ha enfatizado la importancia del cónclave de julio y ha explicado que «no se trata solo de elegir un nuevo presidente, sino de plasmar una renovada vocación de servicio a los españoles».

Su sucesor, ha dicho, «estará a la vanguardia de la defensa de las ideas». «Vamos a elegir a quien tendrá encomendada la misión de dar continuidad a nuestra historia y hacerla aún más grande y exitosa», ha destacado Rajoy.

El líder ‘popular’ ha avisado que el presidente del PP «no es nada sin la militancia que tiene detrás».

«Este partido político no se acaba en su líder, empieza y acaba en sus militantes, a quien todos nos debemos y que tenemos que tener presentes en el proceso que ahora se va a abrir», ha advertido.

El expresidente del Gobierno, que ha sido apoyado con una ovación cerrada,  ha agradecido las muestras de afecto recibidas desde que anunció su renuncia a la presidencia del partido. «Creo que es lo  mejor para el PP, para mí y para España, gracias por entenderlo así», ha dicho.

Lo último en España

Últimas noticias