El PP advierte a Sánchez de que actuará para que sus cesiones al independentismo «queden en papel mojado»

Pablo Casado
Pablo Casado en Faconauto. (Foto. PP)

El PP ha subrayado este miércoles que «tomará todas las medidas y utilizará todos los recursos a su alcance» para lograr que las «cesiones» del Gobierno de Pedro Sánchez al independentismo catalán queden «en papel mojado».

Así lo ha señalado el partido liderado por Pablo Casado tras conocerse el comunicado conjunto del Gobierno y la Generalitat posterior a la celebración de la reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña y el acuerdo de ambas partes para mantener reuniones mensuales y buscar consensos dentro de la «seguridad jurídica«.

En este sentido, Génova ha subrayado que el Ejecutivo de coalición ha cruzado «todas las líneas rojas políticas imaginables en 40 años de democracia» al permitir que «los separatistas planteen como imposición la autodeterminación de Cataluña, el indulto a los golpistas, la fractura definitiva de la sociedad catalana y la ruptura de la integridad territorial de España».

Este comunicado consensuado por los Gobiernos central y catalán, en opinión del PP, «certifica ante todos los españoles el primer pago de la hipoteca política que los separatistas catalanes se cobran a cambio de la investidura de Sánchez», en referencia al apoyo de ERC para que el líder socialista llegara a La Moncloa.

De manera concreta, el PP ha censurado que se haya empleado el término «secesionista» de «conflicto político» para referirse a la situación catalana y, por contra, se omita toda referencia a la Constitución, «que se sustituye por el término de seguridad jurídica, tal y como siempre han exigido los independentistas».

En este sentido, desde Génova han reprochado al jefe del Ejecutivo que se someta, «punto por punto», al «guión independentista diseñado por el condenado por sedición y malversación de caudales públicos Oriol Junqueras desde la cárcel de Lledoners».

«Pretenden convertir en habitual una mesa bilateral que fractura la igualdad entre españoles», ha indicado el partido de Pablo Casado, que ha recriminado al Gobierno que «camufle» como mesa de diálogo «lo que es una mesa sesgada de partidos al margen del Parlamento».

Así, ha recordado que en la misma se sientan el PSOE, Podemos, ERC y Junts Per Catalunya y, por ello, «se deslegitima a sí misma» al dejar fuera a todas las formaciones constitucionalistas que representan a la mayoría de la sociedad catalana en el Parlamento autonómico.

En la misma línea, ha censurado que la reunión de la mesa se haya presentado como una «cumbre internacional» cuando se trata de «una claudicación inédita en cuatro décadas de democracia». Así, ha afeado al Ejecutivo que otorgue al «inhabilitado» Torra el tratamiento de jefe de Estado y haya permitido la entrada a la sede de la Presidencia del Gobierno a Josep Maria Jové, «un imputado por el intento de golpe de Estado el 1-O.

«El presidente del Gobierno consuma la ruptura del principio constitucional de igualdad entre todos los españoles y recompensa a los autores del golpe institucional contra nuestra democracia», ha argumentado el PP, que ha recordado que la propia agenda del Gobierno «reconoce explícitamente la concesión de privilegios al independentismo cuyas cargas sufragarán el resto de españoles».

Finalmente, Génova ha hecho hincapié en que el jefe del Ejecutivo ha «escogido» y ha optado por «la radicalidad frente a la moderación, el extremismo frente a la centralidad». Así, le ha recriminado que elija «romper puentes» en vez de aceptar la mano que le ha tendido el presidente del Partido Popular, Pablo Casado.

El propio líder de los populares ha subrayado este miércoles en el Congreso de los Diputados que su formación «es la garantía de que nadie discriminará a un solo español, viva donde viva». «La garantía que el interés general prevalecerá y de que España seguirá siendo una nación de ciudadanos libres e iguales», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias