Reforma Código Penal

Podemos ya ha tanteado a los golpistas presos sobre la reforma del Código Penal que rebajará la sedición

sedición
Pablo Iglesias, con Jaume Asens, en la cárcel de Lledoners.

Podemos ya ha sondeado a los presos condenados por el referéndum ilegal del 1 de octubre sobre una posible reforma del Código Penal para rebajar el delito de sedición. Formalmente, los partidos independentistas no han expresado su postura, aunque su apoyo es esencial para que la iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez prospere. Si bien existe una disposición a negociar, la prioridad de los separatistas sigue siendo la amnistía.

El diputado y portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, reveló este sábado, en una entrevista en TV3, que los presos «ya están al corriente» de una posible reforma del Código Penal. Asens ha visitado en distintas ocasiones a los dirigentes encarcelados y afirmó que «evidentemente» había «hablado con ellos» porque es algo que «les afecta de forma directa», pero descartó descubrir el contenido de esas conversaciones. Sí afirmó que la mayoría de los condenados están al tanto.

En Podemos no les consta aún el voto favorable de los independentistas a la propuesta, aunque confían en que no se opondrán. Creen incluso que podrían sumar el apoyo de la CUP, que cuenta con dos diputados en el Congreso. En cualquier caso, el partido de Pablo Iglesias confía en reeditar la mayoría de la investidura, aunque la reforma del Código Penal requiere de la mayoría absoluta, es decir, 176 votos, por lo que ERC, que se abstuvo entonces, tendría que votar a favor.

Pese a las críticas, el Gobierno socialcomunista está decidido a sacar adelante la reforma, que incluirá una profunda revisión de los delitos de rebelión y, especialmente, de sedición, por el que fueron condenados los líderes separatistas.

«Derecho de protesta»

Su aplicación será retroactiva, lo que beneficiará de manera inmediata a los condenados del ‘procés’. La intención de Podemos es ajustar los hechos de los dirigentes separatistas a un comportamiento «democrático», enmarcado entre otros en el derecho de manifestación y protesta, lo que rebajaría sustancialmente las penas. La propia vicepresidenta, Carmen Calvo, ya insinuó hace unos días la intención de «acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales» que se ajusten mejor al derecho comparado europeo. Calvo precisó también que la reforma del Código Penal que plantea el PSOE «no forma parte en absoluto» de la mesa de diálogo con Cataluña, exigencia de ERC para apoyar la investidura de Sánchez.

Aunque se desconoce si la propuesta partirá del Ejecutivo o el grupo parlamentario del PSOE, el trámite será rápido. Fuentes parlamentarias afirman que, una vez que la iniciativa entre en el Congreso, podría estar resuelta en apenas tres meses. Incluso mucho menos. La Mesa de la Cámara, controlada por la izquierda, puede decidir su tramitación por la vía de urgencia.

Una vez aprobada, la aplicación sobre los presos del ‘procés’ será automática. El artículo 2 del propio Código Penal destaca en este sentido que «tendrán efecto retroactivo aquellas leyes penales que favorezcan al reo, aunque al entrar en vigor hubiera recaído sentencia firme y el sujeto estuviese cumpliendo condena. En caso de duda sobre la determinación de la ley más favorable, será oído el reo. Los hechos cometidos bajo la vigencia de una ley temporal serán juzgados, sin embargo, conforme a ella, salvo que se disponga expresamente lo contrario».

Hoy por hoy, Oriol Junqueras -condenado a 13 años de prisión e inhabilitación por los delitos de sedición o malversación- no podría solicitar la libertad condicional adelantada hasta junio de 2026, por lo que una rebaja considerable de las penas por sedición le permitiría adelantar ese plazo. El dirigente de ERC sí accederá en cambio a permisos ya a principios del próximo año, cuando se cumpla una cuarta parte de su actual condena.

El Gobierno cree que la actual redacción del Código Penal no encuentra equivalencia en Europa, pese a que los países comunitarios contemplan cada uno de forma muy diferente la rebelión o la sedición.

Al margen de la Justicia

«Dentro de los proyectos de reforma legislativa está la modificación del Código Penal porque hay que acompasar comportamientos democráticos a tipos penales que ya en algunas sentencias europeas nos han advertido de que sonaban extraños en Europa», excusó Calvo.

Desde Podemos no ocultan las ventajas de una reforma del Código Penal para beneficiar a los presos, frente aun posible indulto.

El propio Asens no tuvo reparos en reconocer que esa modificación permitirá «sustraer el control del Poder Judicial» y representa «una ventaja respecto de la amnistía», ya que «aquí -en la reforma- el Tribunal Supremo y el Constitucional no tienen nada que decir». «Por tanto, podemos blindar esta opción de la intromisión constante del Poder Judicial», añadió.

Podemos cree que «la amnistía es inviable desde el punto de vista político y jurídico» porque «el Tribunal Constitucional, entre otras cuestiones, la tumbaría», en referencia al artículo de la Constitución que prohíbe los indultos generales.

Lo último en España

Últimas noticias