Podemos avisó al PSOE 10 minutos antes de anunciar la moción de censura

Moción de censura
Pablo Iglesias en una reciente imagen (Foto: EFE)

El enfado de los socialistas este jueves es proporcional al ridículo de Podemos en el Congreso tras informar que tienen la intención de registrar una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, criticó que la formación que lidera Pablo Iglesias les avisara "10 minutos antes de salir" a hacer este anuncio. "No se puede llamar 10 minutos antes al PSOE de anunciar una moción de censura. Son fuegos artificiales", añadió el diputado. Los socialistas no quieren ni pronunciarse sobre lo que ellos califican como "espectáculo de Podemos" ya que "son conscientes de que necesitan mayoría absoluta" y "muy listos" porque no han registrado la propuesta sino que "se dedicaron a sacar minutos televisados", comentó un diputado.

"A lo largo de la democracia se han presentado dos mociones de censura y desde luego no se han hecho con la falta de rigor e irresponsabilidad como esta vez se ha hecho", explicó, para denunciar que "esto lo que hace es deteriorar aún más la situación política y las posibilidades que tenemos el conjunto de la oposición de exigir responsabilidades al Gobierno de Rajoy por la corrupción imperante en el PP, y eso es lo que al PSOE le preocupa".

La propuesta le pilló este jueves al presidente de la gestora, Javier Fernández, fuera de Madrid y rehusó hacer declaraciones a los medios. Sin embargo, la precandidata y presidenta de la Junta, Susana Díaz, no desperdició la ocasión para atizarle a Iglesias añadiendo que "quiere lo de siempre ser el centro de atención". La andaluza fue más allá  recordando que el líder de la formación morada hizo lo mismo "cuando salió proponiéndose vicepresidente del Gobierno y repartiéndose los cargos".

Conforme avanzó la mañana las distintas intervenciones de los miembros de Podemos se desinflaron haciendo la propuesta como algo descafeinado señalando, incluso, que "ahora no es momento de elegir al candidato" que presente la moción o "eso habrá que hablarlo" para esquivar los distintos aspectos que son necesarios ante un asunto de tal envergadura.

El anuncio cogió por sorpresa a todo el conjunto de fuerzas que conforman el arco parlamentario, incluido al principal afectado (Mariano Rajoy) quien se encuentra de viaje oficial en Uruguay. Su partido ha dado buena cuenta de la desaprobación de este "numerito" asegurando que "iniciativas ninguna pero numeritos todos los días", destacó su portavoz parlamentaria Rafael Hernando.

Los chicos de Podemos han intentado hacer una demostración de fuerza de cara a la ciudadanía que está más que harta de desayunar últimamente con casos de corrupción surgidos en todos los partidos. Sin embargo, una idea de tanto calado, que supone la implicación de la mayoría de fuerzas en la Cámara, no se puede presentar a los medios para colgarse un triunfo sin avisar previamente al resto de fuerzas que esperaban al menos una reunión cordial y no una llamada diez minutos antes de realizar el anuncio.

Lo último en España