Por "agresión" al gallego

Persecución lingüística en Galicia: denuncian a una funcionaria por atender sólo en español

Protesta de la Mesa Por la Normalización Lingüística en Galicia
Protesta de la Mesa Por la Normalización Lingüística en Galicia

La Mesa Por la Normalización Lingüística (MNL), una plataforma nacionalista que trata de imponer el gallego y eliminar el español, ha denunciado a una funcionaria de la Xunta de Galicia en Lugo por atenderla en castellano. Esta entidad, considerada el ‘brazo civil del nacionalismo gallego’ y adalid de la dictadura lingüística, alega que el trabajador habría incumplido la ley que establece que se puedan hacer los trámites en la lengua cooficial.

Los hechos que refiere esta entidad afín al separatismo gallego sucedían este lunes en Lugo. Una vecina acudió a un funcionario del Servicio de Deportes de la Xunta para buscar información sobre clubes deportivos y se dirigió a la funcionaria en gallego. Ante la respuesta de la trabajadora en castellano, se molestó y pidió que le hablaran en gallego. Ante su insistencia, la funcionaria le respondía: "Estoy trabajando y puedo elegir el idioma que quiero", según el relato que difunde la MNL.

"Es una agresión", aseguran

La Mesa Por la Normalización ha interpuesto una denuncia por lo que considera "una agresión linguística" ante la Secretaría General de Política Lingüística de la Xunta de Galicia. En ella esgrime que la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo de las Administraciones Públicas estipula el derecho de uso de las lenguas oficiales en el territorio de la comunidad autónoma, en este caso el gallego.

Manifestación de la Mesa Por la Normalización Lingüística en Galicia 8Foto: Facebook)
Manifestación de la Mesa Por la Normalización Lingüística en Galicia 8Foto: Facebook)

Denuncias ‘prefabricadas’

La MNL se fundó a finales de la década de los 80 y fue favorecida con subvenciones millonarias durante los gobiernos de PSdeG-PSOE y BNG, que las multiplicó por siete. Esta organización que impulsa la dictadura lingüística al estilo de la Plataforma Por la Lengua en Cataluña, hace funciones de delación del mismo calibre. Incluso con denuncias falsas, según han comprobado asociaciones como Galicia Bilingüe.

La presidenta de este colectivo explica a OKDIARIO que "periódicamente sacan este tipo de casos totalmente forzados o inventados. Van a la administración pública o una empresa, y usan un gallego muy cerrado para quejarse si no les entienden y victimizar la situación. A continuación, difunden que se les ha negado la atención en gallego y hablan de agresiones a la lengua", señala Gloria Lago.

El de Lugo, asegura la responsable de esta asociación: "Sería un caso más" en las denuncias de esta organización. "Nunca hay nada por escrito ni pruebas", apunta Lago. La MNL ha llegado a denunciar a un importante hotel de Vigo, a una granja escuela, al Club de Hípica Casas Novas, propiedad de Amancio Ortega en el año 2015. "Acudían decenas de independentistas con pancartas a montar el numerito. Y todo se demostró que era mentira. Pero el efecto propagandístico para el nacionalismo lo consiguen" explica.

Listas negras de no gallegohablantes

La Mesa Por la Normalización elabora y difunde además listas negras en las que recoge comercios y empresas que optan por atender en español, y a las que envía cartas en las que se les advierte de que pueden ser denunciados. Su expresidente, Carlos Callón,  ha sido concejal de la formación independentista BNG y  no esconde su apoyo al separatismo en Cataluña y País Vasco.

La plataforma nacionalista ha obtenido el apoyo a sus manifiestos por parte de partidos de la izquierda nacionalista e independentista, como el PSdeG-PSOE, Podemos, el BNG, Anova-Irmandade Nacionalista, Esquerda Unida o Compromiso por Galicia. Aparte de sus denuncias, ha perseguido hasta lograrlo la eliminación de topónimos en español como La Coruña, Orense o El Ferrol y la imposición de los correspondientes en gallego.

 

Lo último en España