Sánchez acusa a PP y C’s de "vivir del conflicto, pero ese cuento se ha acabado en Cataluña"

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, aplaudido por los diputados del PSOE en el Congreso. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado este martes a PP y a Ciudadanos de "vivir del conflicto" en Cataluña pero que "ese cuento se acabó". El jefe del Ejecutivo les ha advertido de que considera que la relación con esta comunidad no puede "sustanciarse en un ring de boxeo".

En el pleno del Congreso en el que ha expuesto su programa de Gobierno, Sánchez ha aprovechado su respuesta al portavoz del PP, Rafael Hernando, para dirigirse también al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, "a las derechas", tanto que le han preguntado sobre los mismos temas y "con el mismo tono". "Una pareja de hecho que ha funcionado bien engrasada", ha dicho el jefe del Ejecutivo.

Sobre Cataluña, les ha preguntado a ambos "qué alternativa hay al diálogo" y ha opinado que las reacciones de unos y otros grupos al inicio del diálogo "han dejado claro quiénes viven del conflicto y quiénes queremos deconstruirlo". "Ese cuento se acabó, ahora hay un Gobierno que no vive del agravio territorial como viven ustedes", ha añadido.

Hernando, por su parte, le ha preguntado cómo ha explicado a sus colegas europeos que ha llegado al banco azul de la mano de quien antes consideraba "el Le Pen español" y ha concluido que el PSOE tiene un problema, y es que se ha dejado llegar por la "ambición de poder" de Sánchez, que está "dispuesto a cualquier cosa".

Sánchez ha empezado su réplica afeándoles a ambos sus formas y pidiéndoles respeto. Después, se ha dirigido expresamente a Rivera para decirle que, dado que "ganó alguna competición de debate sin tener que descalificar" seguro que "encontrará argumentos y críticas más sofisticados que decir ‘feo, malo’ el PSOE" y llamarle "filoterrorista".

A los dos les ha pedido que no sean "injustos con el legado histórico del PSOE". "Decir que este gobierno es cómplice de los terroristas me parece una injusticia", les ha dicho, mientras Hernando y Rivera negaban con la cabeza y el dedo índice desde sus escaños.

"Rivera no parece leer mucha Historia de España"

Y ha añadido que esa acusación "tiene más delito" en el caso de Hernando, cuyo partido ha gobernado, mientras que Rivera "acaba de llegar y no parece haya leído mucho sobre la historia política de España y de la trayectoria del PSOE en la lucha contra el terrorismo".

Sánchez ha recordado que Gobiernos del PP acercaron presos de ETA al País Vasco para alentar la "distensión" y que el PSOE no hizo ningún reproche, y que ha sido "profundamente leal" al Gobierno en este asunto desde la oposición. También les ha pedido a ambos que, ahora que ETA se ha disuelto y así ha "certificado su derrota", no le regalen la división de los demócratas.

Hernando se ha defendido recalcando que él no ha acusado al Gobierno de filoterrorista y le ha reprochado que no deje claro si va a trasladar a cárceles vascas a presos de ETA que no se han arrepentido y si va a transferir al Gobierno vasco la competencia de prisiones y de esa forma que mejore su trato.

Sánchez sólo ha dicho que, ahora que la banda se ha disuelto, la política penitenciaria que se diseñó para derrotarla "tiene que ser repensada", y ha adelantado que lo hará públicamente, conforme a la ley, con toda la empatía hacia las víctimas", su memoria y sus familiares.

Lo último en España