Contratos del Estado

Sánchez no fue el único: Montero también ‘renegó’ del colchón de Montoro

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con su antecesor, Cristóbal Montoro.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con su antecesor, Cristóbal Montoro.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también adquirió uno para sus dependencias en la sede ministerial, pese a que los ministros residen en su vivienda habitual.

Pedro Sánchez no fue el único miembro del Gobierno que ‘reniega’ del colchón de su antecesor en el cargo. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también adquirió uno para sus dependencias en la sede ministerial.

La Plataforma de Contratación del Sector Público revela un gasto de 1.292,15 euros para el ‘suministro de colchones, almohadas y ropa de cama para el pabellón de la señora ministra de Hacienda’. La adjudicación se hizo el pasado octubre a El Corte Inglés, a través de un contrato menor.

Sánchez no fue el único: Montero también ‘renegó’ del colchón de Montoro

El buscador de contratos del Estado descubre otros también curiosos. El ministerio de Sanidad también solicitó el ‘suministro de dos colchones, uno de 200×200 cm. y otro de 150×190 cm. y almohadones de 70×40 y de 90×40, para equipar las dependencias adscritas al Departamento’. El coste del contrato, que se adjudicó en agosto, fue de 2.423,80. Entonces, el ministerio estaba aún dirigido por Carmen Montón, que luego dimitiría por las irregularidades detectadas en su máster de Estudios Interdisciplinares de Género, del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

La anécdota del colchón de Pedro Sánchez es, sin duda, el episodio más comentado de su libro, ‘Manual de resistencia’, que presenta este mismo jueves.

Según explica el presidente socialista, su "primera decisión" tras ganar la moción de censura a Mariano Rajoy "fue renovar el colchón de la cama de matrimonio" y pintar la habitación matrimonial del Palacio de La Moncloa.

"Mi primera decisión como presidente del Gobierno la tomé con mi mujer, Begoña, porque las cuestiones de intendencia se anteponen a casi todo. Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa. Decidimos no cambiar más, salvo por razones que entiende cualquiera que haya vivido en un piso amueblado", se puede leer en el texto.

Sánchez cuenta que tomó esa decisión porque no quería reposar en el mismo colchón que lo había hecho Mariano Rajoy.

“El refranero asegura que ‘dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión’, y yo quería mantener mi criterio alejado del de mi predecesor”, añade. Sin embargo, como informa OKDIARIO, esto no es exactamente así, ya que el colchón de Rajoy se donó a una ONG cuando éste abandonó La Moncloa.

La tradición, según fuentes consultadas, dicta que el nuevo inquilino dispone de su propio colchón, uno de los objetos más personales de La Moncloa. Se trata de una renovación inmediata. De forma que, cuando Sánchez llegó a La Moncloa, se encontró con un colchón que no era el que había utilizado Rajoy, como así creyó.

El presidente socialista gastó 2.230 euros públicos para adquirir dos colchones y un canapé, según la información facilitada a este periódico por el propio Departamento contable de La Moncloa, a través del Portal de Transparencia.

A la lista de la compra del nuevo matrimonio presidencial se añadió un sofá modular de tres plazas (599 euros), un cabecero de cama (189 euros) y una cama infantil con cajones y colchón (448 euros). El total de todos los conceptos ascendió a 3.466 euros. 

Además, se realizaron una serie de obras con la llegada de Sánchez, como la restauración de un muro del jardín, por importe de 44.602,56 euros y  pintura en distintos edificios del Complejo de La Moncloa, por 41.589,03 euros, según consta en la Plataforma de Contratación del Estado. Sánchez adquirió también una nueva cinta de correr, instalada en el gimnasio de La Moncloa, que costó 2.599,44 euros.

Lo último en España