Moncloa prepara un gran desembolso en La Palma para evitar abucheos en la Conferencia de Presidentes

De aquí a finales enero, cuando esta prevista la celebración de la conferencia de presidentes en La Palma, el Gobierno prevé desbloquear millones de euros

Pedro Sánchez La Palma
Pedro Sánchez en La Palma. (Foto: Europa Press)

La celebración de la próxima Conferencia de Presidentes autonómicos en la isla de La Palma, prevista para principios del mes de febrero, es un escenario perfecto para los afectados por la erupción volcánica de cara a  reivindicar las ayudas que desde hace meses les promete el Gobierno de Pedro Sánchez. Hace días que se manifiestan, en calles y plazas de la isla, ya que la lluvia de millones prometida sigue sin llegar pese a las múltiples visitas del presidente y varios de sus ministros. Pero todo eso podría cambiar en breve. Fuentes de Moncloa señalan a OKDIARIO que «la voluntad es empezar a repartir el dinero de forma inminente». Siempre antes de la reunión de presidentes para que la foto de unidad que busca Sánchez no se le gire en contra con protestas.

Con el volcán Cumbre Vieja ya oficialmente inactivo, lo que permite hacer el recuento oficial de daños antes de iniciar la reconstrucción, el número de afectados por esta catástrofe natural supera los 7.000. Y la gran mayoría aún no ha recibido las ayudas directas para recomenzar sus vidas tras la pérdida de sus casas y sus negocios. El Ejecutivo ha anunciado varias partidas «urgentes» que todavía no han llegado. Y los vecinos van tocando todas las puertas posibles para que esas transferencias se noten directamente en sus cuentas, desde las que siguen pagando sus hipotecas pese a no tener la casa habitable.

De momento el Gobierno ha canalizado las ayudas a través de las diferentes administraciones que trabajan en la isla, como el gobierno autonómico y el Cabildo. La mayor parte de la inyección económica en La Palma se centra en activar mecanismos de regadío para el cultivo del plátano, la compra de casas para realojar a los que perdieron su primera vivienda o la reconstrucción de carreteras y centros educativos que permita a los palmeros volver cuánto antes a su día a día. Pero aunque importantes, esas ayudas no llegan a los bolsillos de esos más de 7.000 afectados que tienen que seguir pagando facturas, hipotecas y créditos por inmuebles, terrenos y explotaciones que ya no están a su servicio.

Pedro, un vecino de Los Llanos de Aridane, denuncia que lo peor de todo es «la incertidumbre con la que vivimos». Este padre de familia, que ha perdido una de sus viviendas, recuerda que «se están prometiendo muchas cosas que no vemos materializarse». «Tres meses después de la erupción, aunque Sánchez decía que no se olvidaría de La Palma, comprobamos que sí se están olvidando y pasamos a ser unos números más», remacha este palmero. La mayoría de los vecinos reclaman al Ejecutivo que «agilice la burocracia» para que todas estas ayudas que se han anunciado puedan estar en sus bolsillos cuanto antes y de esta forma «poder empezar a vivir otra vez».

Desde Moncloa, consultados por las quejas de estos vecinos de La Palma, aseguran que «se está haciendo lo más rápido posible». Fuentes del Ministerio de Política Territorial apuntan que «son trámites muy lentos que en este caso se están agilizando al máximo». Desde el Gobierno son «conscientes de la situación que viven los palmeros» y por eso «somos lo más sensibles posibles». El departamento que dirige Isabel Rodríguez, en coordinación con los ministerios de la Presidencia y Transportes, Agenda Urbana y Movilidad, en manos de Félix Bolaños y Raquel Sánchez Jiménez, «trabajan a contrarreloj» para que la mayoría de los afectados vean materializadas esas ayudas antes de la conferencia de presidentes de enero.

Lo último en España

Últimas noticias