Monasterio atribuye las sospechas de corrupción sobre Ayuso a una "izquierda que está rabiosa"

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha indicado que cree que las sospechas sobre la candidata popular Isabel Díaz Ayuso son una "maniobra de la izquierda", que está "rabiosa" por no poder gobernar "una vez más" la región madrileña.

Así mismo ha manifestado que su partido respeta la presunción de inocencia y que "esto lo tiene que decir un juez". Monasterio sí ha criticado que el nuevo Gobierno regional "empiece a andar" con un incremento de consejerías (de 9 a 13), algo que es un "error" porque precisamente se tiene que "reducir el tamaño de las administraciones gigantes".

No obstante, Monasterio ha afirmado que Ayuso, junto a Ciudadanos, ha asumido los 12 puntos planteados por Vox para desbloquear la investidura y, en consecuencia, sus 12 diputados apoyarán la candidatura de la dirigente del PP como nueva presidenta del Ejecutivo autonómico de Madrid.

Sobre el papel de su formación, Monasterio ha asegurado que Vox va a tomar distancia respecto al nuevo Ejecutivo de PP y C’s para optar por una labor de "vigilancia y oposición férrea" de la acción de gobierno, pues su objetivo es que se mejore la gestión.

En ese sentido, no creen que sea bueno para la Comunidad de Madrid tener una deuda de 33.000 millones de euros, "desmontar chiringuitos, entes y empresas subvencionadas" y conseguir "de verdad" que el dinero de los madrileños vaya a sanidad, educación y políticas sociales.

Lo último en España