Iceta: "El diálogo sólo lo practican los valientes y sin él no hay política"

Miquel Iceta
Miquel Iceta, primer secretario del PSC. (Foto: EFE)

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha advertido este viernes de que el diálogo "sólo lo practican los valientes" y fuera de él "no hay política", por lo que las fuerzas catalanas tendrán una dificultad "muy grande" para explicar por qué no han aceptado la oferta del Gobierno.

Miquel Iceta se ha referido a la ruptura de las negociaciones para establecer una mesa de partidos durante un acto en la agrupación socialista de Los Realejos (Tenerife), en el que ha aseverado que "hoy no es un día feliz para los avances del diálogo".

Reiteró el dirigente del PSC que "fuera del diálogo no hay política, fuera de la ley no hay democracia y sin uno ni la otra no hay nada", según declaraciones remitidas por el PSOE.

Iceta se ha proclamado un defensor "muy firme" del diálogo y ha considerado "curioso" que en España parezca en ocasiones que el diálogo "es una cesión, algo cobarde", cuando por el contrario sólo lo practican los valientes, los que están convencidos de sus argumentos y por ello no tienen miedo a compartirlos, confrontarlos y acercarlos a otros.

El primer dirigente del PSC se mostró partidario de reconocer "el esfuerzo muy grande" que ha hecho el Gobierno y consideró que se debe seguir trabajando en el marco fijado por el presidente Pedro Sánchez, el del diálogo dentro de la ley.

"Vamos a seguir empeñados en la idea de fraternidad, en restaurar la cohesión en Cataluña y evitar cualquier fractura e independencia porque hay mejores caminos, como el de profundizar en el estado de las autonomías en un sentido federal y así lo vamos a seguir defendiendo", enfatizó Iceta.

Añadió que esta mañana tuvo conocimiento de que esta oferta de diálogo con las fuerzas catalanas "no ha culminado como queríamos" y ha agradecido "la sensibilidad política" de Pedro Sánchez y de la vicepresidenta, Carmen Calvo, en un esfuerzo del que el propio Iceta ha sido partícipe.

Advirtió también de que la existencia de un problema "muy serio" en Cataluña, como es el de los más de dos millones de ciudadanos que han optado por apoyar a partidos independentistas, no se va a arreglar "con manifestaciones ni apelaciones a mecanismos legales extraordinarios".

 

 

Lo último en España