Máxima tensión en Ferraz: la Policía tiene que intervenir para evitar disturbios

Máxima tensión en Ferraz: la Policía tiene que intervenir para evitar disturbios
ferrazplay

La escalada de tensión que esta semana se ha vivido en el PSOE se ha trasladado a la calle.

Decenas de  simpatizantes socialistas se han concentrado desde primera hora de este sábado para increpar a los  dirigentes críticos con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a su entrada en el Comité Federal.

Con gritos como “traidores” han entrado en la sede socialista el diputado Eduardo Madina y el presidente de Aragón, Javier Lambán. Este último ha tenido que acceder custodiado por los agentes ante una sonora bronca de los manifestantes. La Delegación de Gobierno había diseñado un despliegue especial para este sábado, en previsión de que se produjesen altercados.

Los agentes han tenido que formar un cordón policial para retener a los simpatizantes, que han seguido increpando a cada uno de los críticos a su llegada a la sede socialista. Desde Ferraz se había pedido que no se acudiera a protestar y se evitasen las concentraciones, a fin de mantener el orden. Ello, pese a que en días anteriores, el entorno del secretario general había llamado a la movilización a través de mensajes por las redes sociales o grupos de WhatsApp. Incluso el PSC de Terrassa había previsto el desplazamiento de un autobús a Madrid con militantes para apoyar al líder del PSOE.

Los manifestantes también han dedicado insultos a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha accedido a la sede de Ferraz a primera hora de la mañana en el interior de un vehículo. También contra el expresidente del Gobierno Felipe González, calificado de “chivato” y “golpista” en un carteles.

Según se acercaba la hora a la que estaba convocado el Comité Federal, a Ferraz se han ido sumando más manifestantes, que junto a la numerosa presencia de periodistas han convertido la entrada a la sede en un lugar casi inaccesible. El conglomerado de personas ha desbordado la acera de esta calle madrileña, que sobre las 9.00 horas ha sido cortada al tráfico por la Policía Municipal.

Otros dirigentes, como la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, leal a Sánchez, han sufrido la confusión de los increpantes, que en algunos casos no diferenciaban entre partidarios y detractores de Sánchez y han abucheado sin distinción a todos los miembros del Comité Federal que han llegado a pie, ante la mirada de los agentes de la Policía Nacional, que no han intervenido en ningún momento.

Lo último en España

Últimas noticias