Marlaska exige no usar el término «bandas latinas» pero llama a su plan policial ‘operación Hispano’

Bandas latinas
Los vigilantes de Metro reciben la orden de la Policía de no mencionar 'bandas latinas' en sus informes.

El Gobierno y el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska han dado instrucciones concretas para que no se llame “latinas” a las bandas que han desatado una oleada de delitos en España. Según sus indicaciones, esa denominación implica un calificativo racista y estigmatizador. Pero, pese a ello, las órdenes que reciben los policías destacan que las actuaciones de filiación de los sospechosos deben realizarse dentro de una operación denominada como ‘0peración Hispano’.

Una de las últimas órdenes ha sido cursada el pasado 23 de marzo, como puede verse en el documento que hace público hoy OKDIARIO. Y allí se puede leer que “la presente orden tiene como finalidad el establecimiento de una actuación operativa puntual, si bien encartada dentro de la conocida como operación Hispano, delimitada en Orden de Servicio número 223/22 «plan de actuación contra las bandas juveniles”, cuya motivación estaba en el notable aumento de la actividad delictiva realizada por integrantes de diferentes grupos violentos de carácter Juvenil (bandas latinas)”.

Orden de Servicio número 223/22

 

Orden de Servicio número 223/22

Es decir, que tras decir a todo el mundo que no se pueden usar esos términos descriptivos, las propias órdenes del ministerio las incluyen precisamente por eso: por ser descriptivas.

La orden especifica los «objetivos generales de la actuación”: “Detectar la presencia de los Integrantes de los grupos en los establecimientos seleccionados, procediendo a su identificación selectiva, y cacheo” y “recabar y aportar información sobre los puntos de venta de droga que los grupos tienen establecidos, que los sustentan económicamente”. Los establecimientos objeto de la actuación han sido “seleccionados al existir Informaciones de inteligencia, fundamentalmente provenientes de la Brigada Provincial de Información, que aluden a que en los mismos o en sus proximidades se reúnen integrantes de los mencionados grupos juveniles”. Además “existirían datos específicos sobre la venta de estupefacientes en los mismos, o sus proximidades, por personas que regentan los establecimientos, o tienen cierto control sobre los mismos, o son asiduos al lugar, utilizándolo como almacén o zona de recreo/esparcimiento”, aclara la orden.

Lo cierto es que las bandas latinas de Madrid se han convertido en un serio problema. Entre las últimas informaciones aportadas por este diario destaca el hecho de que se financian vendiendo armas que, en conversaciones interceptadas por la Guardia Civil, son de tal potencia que «atraviesan chalecos antibalas». En una de estas conversaciones grabadas del líder de los Dominican Don’t Play (DDP), A.C.A.C., ofrece una «Makarov 9 mm., 9 balas 1.500 euros, Fort 9mm. 12 balas 1.500 euros, también tengo algo que atraviesa chalecos antibalas y blindados», mostrándole la imagen de «un arma corta de fuego», según refleja un atestado realizado por la Guardia Civil de Toledo tras la desarticulación de los DDP de Seseña (Toledo).

Cuando el líder de los DDP fue señalado como sospechoso por intento de homicidio de un pandillero rival de los Trinitarios la Guardia Civil le «pinchó» el teléfono y una vez detenido se le extrajeron del mismo varias imágenes que lo relacionaban con la venta de armas y el tráfico de drogas entre otras actividades ilegales.

Lo último en España

Últimas noticias