Mafia italiana

El mafioso más buscado desde hace 20 años por Europol vivía en Galapagar y así agredió a un edil del PP

Ver vídeo

El mafioso detenido el pasado viernes 17 de diciembre en Galapagar, es Gioacchino Gammino, de 61 años, que ya fue denunciado en 2018 por agredir al concejal Ángel Camacho, del Partido Popular. Gammino figuraba desde hace 20 años en la lista de los prófugos más buscados por Europol, la agencia europea de Policía donde se comparten todos los datos y fue denunciado hace tres años por el concejal. Gioaccchino Gammino es la misma persona que agredió en 2018 a Ángel Camacho, concejal del Ayuntamiento madrileño de Galapagar por clausurar uno de sus negocios.

Su captura el pasado viernes fue celebrada por el ministerio del Interior italiano, ya que Gammino es un destacado miembro de la organización mafiosa Stidda (Estrella). De origen siciliano había huido de su país para evadir una condena a cadena perpetua por asesinato. Este viernes fue detenido por unidades de la DIA italiana y la UDYCO de Policía Nacional, coordinados por la Fiscalía del distrito de Palermo, al mando de Francesco Lo Voi y del fiscal adjunto Paolo Guido.

Gammino ya había sido detenido por la Policía española en Barcelona en 1998 y extraditado a Italia, pero en junio de 2002 escapó de la prisión romana de Rebibbia mientras filmaba escenas de una película dentro de la cárcel, mezclándose con el flujo de familiares que visitaban a los presos. Tras recalar durante un tiempo en Barcelona, donde tenía familiares recaló hace varios años en Galapagar, donde regentaba varios locales, con identidad falsa, entre ellos una pizzería, que fue clausurada, un bar, una peluquería y un comercio de frutas al por menor.

Fue en el verano de 2018 cuando el concejal del Partido Popular de Galapagar, Ángel Camacho Lázaro -entonces responsable de Ordenación del Territorio, Urbanismo, Medio ambiente, Salud Pública y Urbanizaciones-, atendiendo a las quejas y denuncias de los vecinos por los ruidos y humos de una pizzería procedió a ordenar la clausura del horno de leña que ocasionaba problemas y quejas vecinales por el humo y los olores.

Unos días después el agresor se encontró al concejal en un despacho de lotería de la localidad y le propinó un puñetazo por la espalda al grito de «te voy a arruinar la vida y te voy a matar». Todo ello delante de varios testigos. El vídeo fue difundido por el Ayuntamiento de Galapagar y debido al golpe, el concejal estuvo de baja y llevando collarín, y con inflamación en un oído. Todos los grupos municipales condenaron la agresión, incluida Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Gammino fue denunciado ante la Guardia Civil.

Gioacchino Gammino usaba la identidad de uno de sus colaboradores más cercanos, que ya había denunciado el robo de su pasaporte en Italia. Ahora ha sido la UDYCO Central de la Policía Nacional, que desde 2017 lo buscaba en el marco de la Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos (ENFAST). La European Network of Fugitive Active Search Teams está integrada dentro de Europol, formada a su vez por la Policía de los 28 Estados miembros de la Unión Europea.

Los datos obtenidos por los investigadores españoles, junto a la información aportada la Dirección Antimafia italiana, han permitido finalmente localizar al fugitivo en el municipio de la sierra de Madrid.

Las pruebas contra Gioacchimo Gammino se remontan a los años 80 en el proceso judicial llevado a cabo entonces por el juez Giovanni Falcone. En dicho proceso a Gammino se le atribuían delitos de tráfico de estupefacientes en directa colaboración con la Cosa Nostra de Palermo (Sicilia).

Según la Policía Nacional, a raíz de un asesinato por el que fue condenado el fugitivo junto con otros miembros de la Stidda, se desató una guerra entre mafias por la dominación del territorio de Sicilia. En efecto, en 1995 se ordenó su ingreso en prisión por asociación mafiosa y por el asesinato de Giovanni Smiraglia y Salvatore Curto.

Posteriormente huyó y fue capturado en 1998 por la Policía Nacional en Barcelona, para ser extraditado a Italia en febrero de 1999. Pero se fugó de la prisión de Rebibbia el 26 de junio de 2002. Luego se le buscó en Alemania, Barcelona, Mallorca y Tenerife.

«Finalmente se averiguó que estaba en la localidad madrileña de Galapagar, donde estaría viviendo desde hace años regentando varios negocios. El fugitivo llevaba varios años utilizando la identidad de un individuo cercano a su círculo que reside en Italia y que previamente había denunciado la sustracción de sus documentos personales», añade la Policía Nacional. Sobre el fugado pesa una orden de extradición de la Policía italiana.

Lo último en España

Últimas noticias