Leguina: «Yo voté a Sánchez porque pensaba que Madina seguiría los pasos de Zapatero, pero me equivoqué»

leguina-psoe-madina
El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina (Foto: Efe)

El ex secretario general del PSOE en Madrid, Joaquín Leguina, ha reconocido este martes que votó como militante al ya ex secretario general Pedro Sánchez en las primarias socialistas que tuvieron lugar en 2014 y no al actual diputado Eduardo Madina.

«Yo voté a Pedro Sánchez porque pensaba que Eduardo Madina seguiría los pasos de Zapatero», ha asegurado Leguina en una entrevista concedida a Espejo Público, matizando que «me equivoqué porque el que siguió los pasos de Zapatero fue Sánchez», en referencia al ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Cabe recordar que el que fuera diputado del PSOE por Granada y actual militante del partido, José Antonio Pérez Tapias, también concurrió a estas primarias.

En este sentido, el ex dirigente socialista ha afirmado que «Pedro Sánchez tendría que haber dimitido cuando se celebraron las primeras elecciones», en relación a las elecciones generales del 20D, cuando el PSOE quedó como cuarta fuerza política en Madrid, por detrás del PP, Podemos y Ciudadanos.

Y es que según ha informado OKDIARIO, algunas voces autorizadas dentro del PSOE estarían instando a Madina para presentarse de nuevo a las primarias del partido, considerando que «esta vez sí que ganas».

Sin embargo, el diputado vasco no tendría ninguna intención de presentarse a la secretaría general para regenerar la formación, puesto que preferiría prestar su apoyo para el liderazgo del PSOE a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

«Me veo votando el 18 de diciembre y esta vez no podrán echar la culpa a Pedro Sánchez», ha zanjado el antiguo mandatario socialista.

Apuesta por la abstención

Por otro lado, Leguina tiene claro cuál debería ser el siguiente paso que debería dar su formación para resolver la actual situación de bloqueo político.

«El PSOE debería abstenerse y pasar a la oposición», ha destacado para así facilitar un Gobierno del PP liderado por Mariano Rajoy, debido a que sería «lo normal» en el contexto actual.

También se ha pronunciado sobre la crisis interna que está sufriendo el PSOE en los últimos días, recalcando que lo necesario sería que el partido «coja a los mejores», al tiempo que ha resaltado la figura del presidente de la gestora que lleva ahora las riendas del partido, Javier Fernández.

«No podemos seguir con líderes políticos que no hayan trabajado nunca», ha advertido sin llegar a mencionar ningún nombre dentro de la formación, alegando que «el PSOE perdió la mitad de la militancia, se han quedado los peores y los partidos no pueden ir recogiendo lo que queda fuera de la sociedad«.

En este contexto, ha arremetido contra el que fuera secretario de Organización del PSOE, César Luena, sosteniendo que le ha escuchado «ya bastante».

En concreto, Leguina no perdona a Luena que cerrara «con cerrajero» la sede de Ferraz la noche en la que 17 miembros de la Ejecutiva Federal dimitieran en bloque para forzar la dimisión de Sánchez.

Y es que el que fuera secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, no pudo acceder a su despacho personal después de su dimisión porque le impidieron su entrada en la sede del partido.

«Los que increparon serían de Podemos»

Por último, el antiguo presidente de la Comunidad ha considerado a la formación liderada por Pablo Iglesias como «un movimiento y no un partido».

Pero no se ha quedado ahí, puesto que ha manifestado que los militantes socialistas que se desplazaron a Ferraz el pasado sábado para increpar a los barones que acudieron al Comité Federal «serían de Podemos», al tiempo que les ha calificado de «despreciables».

Lo último en España

Últimas noticias