Tiene inmunidad parlamentaria

JxC maniobra con Moncloa para evitar la detención de Puigdemont si vuelve a España

Pretenden conseguir el beneplácito del Gobierno haciéndoles creer que cualquier acuerdo, para solucionar el conflicto catalán, debe contar con Puigdemont.

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont y Toni Comín, a las puertas del Parlamento Europeo.

Pese a la inmunidad otorgada hace unos días por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, permitiéndole recoger la credencial como eurodiputado, Carles Puigdemont no tiene previsto volver a pisar España de momento. El ex presidente tiene miedo de ser detenido en base a la orden de detención y entrega, aún en vigor, dictada por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, y por eso su entorno en Junts per Catalunya maniobra con el Gobierno para garantizar que no será detenido si vuelve, de acuerdo con esa inmunidad.

Hace algo más de un mes que JxC inició el contacto con Moncloa. Entablaron el diálogo tras la fluidez que hay desde el gabinete de Pedro Sánchez con ERC, tanto como partido como desde la presidencia de la Generalitat. El objetivo es impedir que sea Esquerra quien capitalice en solitario cualquier eventual acuerdo con el ejecutivo y, de rebote, conseguir beneficios para los presos y fugados ex convergentes.

Si no hay ningún contratiempo, a partir del 13 de enero, Carles Puigdemont será parlamentario de pleno derecho. Eso hará que hasta que la Eurocámara acepte o no el suplicatorio, que deberá pedir el Tribunal Supremo si quiere juzgarle por su papel en el referéndum ilegal del 1 de octubre, podrá moverse libremente por toda Europa. La inmunidad parlamentaria obliga a cualquier tribunal a pedir permiso a la institución de la que forme parte si se le permite o no ser procesado por un juez.

Junts per Catalunya quiere lograr el compromiso del Gobierno para que Carles Puigdemont no sea detenido haciéndoles ver que cualquier acuerdo, para solucionar el conflicto que se vive en Cataluña, debe pasar por el ex presidente de la Generalitat. Consideran, además, que un gesto del ejecutivo de Pedro Sánchez en este sentido sería valorado de forma positiva por el Govern y los partidos separatistas.

Tanto el equipo de Puigdemont como JXC sí que se preparan ya para celebrar un gran acto en Perpiñán, a lo largo del próximo mes de enero. La prueba de fuego, para organizar ese acto, será el viaje que el ahora euro diputado tendrá que hacer a Estrasburgo, Francia, durante el primer pleno del día 13. Hasta ahora había evitado pisar el país vecino por miedo a ser detenido.

Lo último en España

Últimas noticias