Ministerio de Justicia

Justicia anuncia nuevos juzgados contra el colapso que ya estaban previstos antes de la pandemia

El Gobierno se ha comprometido a la apertura de 100 nuevas unidades judiciales a petición del PP, pero incluye en el saldo algunas ya previstas antes del estado de alarma

Delitos fiscales

No es un verdadero plan para la Justicia ni aborda medidas profundas. Jueces y magistrados critican el carácter «completamente cosmético» de los anuncios del Gobierno para tratar de paliar el colapso de los tribunales después de la pandemia, fruto de la Mesa de Reconstrucción. La realidad es que tras el ambicioso compromiso del Ejecutivo de abrir hasta 100 nuevas unidades enjuiciadoras se esconde una trampa: el Ministerio que dirige Juan Carlos Campo incluye algunas que ya estaban previstas antes del estado de alarma decretado para hacer frente al coronavirus. «Están disfrazando como de nueva creación, juzgados ya comprometidos», apuntan los miembros de la carrera judicial.

Sólo en Madrid está pendiente «desde 2019, la apertura de 6 nuevos juzgados», ha señalado María Jesús del Barco, decana de los jueces madrileños. Entre ellos, dos de la jurisdicción social -los número 43 y 44- cuya entrada en funcionamiento, anunciada por Justicia para el próximo 31 de septiembre, debió producirse en el mes de junio. «El único verdaderamente nuevo es el 45», ha apuntado la magistrada Natalia Velilla en declaraciones a OKDIARIO, «los otros dos ya eran una realidad, aplazada, antes del COVID».

Y ha añadido: «Si esperan desatascar la Justicia en Madrid con un social y dos nuevos mercantiles, están muy equivocados». «Ojalá abriesen todos los necesarios en número suficiente de una vez», ha apostillado del Barco. «Por no hablar de que no se ha tenido en cuenta a otras jurisdicciones que van a ver incrementada su litigiosidad en los próximos meses» y que en condiciones normales «están sobresaturadas de trabajo», subrayó la decana de Madrid.

«Civil, por ejemplo, con el previsible aumento de la morosidad y de demandas por el incumplimiento de plazos; familia, por los regímenes de visitas a los menores suspendidos durante el confinamiento; o, contencioso con los recursos de las multas impuestas a todos los ciudadanos sancionados durante el estado de alarma,…» ha confirmado Velilla, miembro del comité nacional de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria.

Ambas han sido muy críticas en sus perfiles de redes sociales con la propaganda de Justicia para los próximos meses. La primera por la escasa dotación presupuestaria que el Gobierno destinará a la implantación de todas las medidas acordadas:

La segunda, ante «el chiste» de anunciar juzgados de nueva creación cuando todavía hay sedes aprobadas con un retraso de más de un año:

«Cubre el trámite»

Para los jueces y magistrados consultados por este diario, Justicia «cubre el trámite de presentar algo pero sin invertir» lo necesario para evitar el previsible colapso judicial después del verano y resolver las históricas deficiencias del Departamento.

Primero porque la estrategia del Gobierno «se basa en el autorefuerzo». Es decir, que es cada juez el que podrá decidir si quiere trabajar más y sólo si llega a un determinado porcentaje de módulo entonces se le pagará un extra. «Un porcentaje para el que hay que cumplir con una serie de requisitos que no son nada fáciles», ha indicado Velilla. «Imposibles, salvo que nos conviertan a los jueces en meros ponedores de sellos», ha lamentado del Barco.

El Ejecutivo ha previsto un total de 50 millones de euros  de los fondos europeos para acometer las medidas previstas en Justicia 

Pero es que, además, los jueces señalan que «no tenemos fijadas las cargas de trabajo a efectos de salud laboral, por lo que pedirnos autorefuerzos cuando todavía no sabemos si nuestro nivel de exigencia actual es el adecuado o supone un riesgo psicosocial para nosotros» -tal y como estableció un informe de Quirón Prevención «hace un par de años»- es «bastante irresponsable tanto por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) como del propio Ministerio de Justicia».

Tal es así, que las cuatro principales asociaciones de la judicatura mantienen un pleito contra el CGPJ -en forma de demanda de conflicto colectivo- para aclarar dicha cuestión.

Comisiones de servicio 

Si el «autorefuerzo» merece críticas, el «heterorefuerzo» -esto es, las comisiones de servicio previstas para liberar carga de trabajo en los juzgados- exactamente igual.

Los magistrados no consideran que «se vayan a cubrir por autorefuerzo o a través de comisiones de servicio todas las necesidades que requiere Justicia tras una parálisis de 3 meses». «Dudo que haya muchos jueces que se vayan a prestar a trabajar más para tratar de desatascar sus juzgados y que les paguen lo que no es una gran cantidad de dinero. Muy pocos lo están pidiendo», ha sentenciado la decana madrileña María Jesús del Barco.

Lo último en España

Últimas noticias