El juez da un toque a Trapero por la pasividad de los Mossos ante los disturbios

El juez da un toque a Trapero por la pasividad de los Mossos ante los disturbios

El titular del juzgado de instrucción 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, ha llamado al jefe de los Mossos D’Esquadra, Josep Lluís Trapero para reprocharle su actitud pasiva ante lo acontecido en Cataluña. 

Las comitivas judiciales y los miembros de la Guardia Civil, encargados de los registros con motivo del referéndum ilegal del 1-O han quedado atrapadas en las distintas sedes.

Miles de personas impiden su salida y la actuación de Mossos no parece dar grandes resultados. La estrategia no ha agradado al magistrado que no ha dudado en contactar con él para recriminarle su actuación.

Los Mossos d’Esquadra, la policía responsable del orden público, no han abierto ningún corredor de seguridad para permitir la salida de la comitiva, mientras voluntarios de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) han establecido un cordón de seguridad ante la sede del departamento de Economía.

Además, Trapero ha comunicado este miércoles a los agentes de la policía catalana que “se ha de ser especialmente restrictivo y cuidadoso con el uso de la fuerza” en el mantenimiento del orden público en las concentraciones. Las declaraciones del número uno de la policía catalana han provocado que pese a que los agentes se encontraban atrapados, los Mossos no han cargado contra los manifestantes en ningún momento.

En un comunicado interno, Trapero ha indicado a los agentes que el uso de la fuerza “se habrá de limitar a aquellos casos en que se haya de garantizar la seguridad propia o de terceros y siempre que no haya otra opción menos lesiva”.

 Trapero ha querido aprovechar el comunicado para dar a los agentes un mensaje de tranquilidad e insiste en que el dispositivo de los Mossos “tiene como objetivo garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y evitar que se produzcan alteraciones del orden público”.
La Fiscalía Superior de Cataluña tuvo que recordar al mayor de los Mossos d’EsquadraJosep Lluís Trapero, su obligación de cumplir la ley y su deber de impedir que se celebre el 1-O, además de los actos para la preparación del referéndum ilegal.
La escalada de tensión ha provocado que a última hora de la noche, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el de la ANC, Jordi Sánchez, pidiesen a los concentrados que se disolviesen.

Lo último en España