La Asociación 11-M pide las dimisiones de Mari Mar Blanco y Ángeles Pedraza

La izquierda se revuelve ahora contra la presidenta de las víctimas del terrorismo por ser del PP

Miguel Ángel Blanco
Marimar Blanco en un homenaje a su hermano, Miguel Ángel Blanco. (RRSS)

La Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, una entidad claramente posicionada en la izquierda bajo la égida de Pilar Manjón, ha vuelto a la carga contra Mari Mar Blanco y Ángeles Pedraza por ser del PP y pide a ambas que dimitan, la primera como presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y, la segunda, como Comisionada para la Atención a las Víctimas del Terrorismo de la Comunidad de Madrid.

La ofensiva de la organización presidida por Eulogio Paz contra Blanco y Pedraza comenzó, precisamente, tras la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez y el PSOE al Gobierno. Es, además, la única que pide la dimisión de ambas.

Eulogio Paz es, precisamente, quien provocó en el reciente homenaje a las víctimas del 11-M con motivo del 15 aniversario de los atentados que el candidato a la alcaldía del PP, José Luis Martínez Almeida, y los concejales de este partido abandonaran el acto ante el politizado discurso del presidente de la Asociación 11-M, que dedicó duras palabras a los populares.

Martínez Almeida dijo que no tenía por qué soportar que "un acto de homenaje se haya transformado en un mitin partidista en plena precampaña electoral".

Cargos compatibles

Con anterioridad a la moción de censura, la Asociación 11-M no había expresado ninguna opinión sobre la presidenta de la FVT y la Comisionada de la Comunidad madrileña.

Además, en el caso de Mari Mar Blanco, la compatibilidad de la presidencia de la Fundación y su condición de Diputada está avalada por los Letrados del Congreso de los Diputados, y así consta en su página web.

Marimar Blanco es presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo
por designación de su Patronato desde el 30 de octubre de 2012 y diputada Nacional durante la XII Legislatura, desde el 19 de julio de 2016.

Durante este tiempo, sólo la Asociación presidida por Eulogio Paz ha solicitado su relevo al frente de la FVT por supuesta incompatibilidad. Fue mediante carta fechada el 18 de septiembre de 2018, una vez aprobada la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Con posterioridad a esa fecha, el Patronato de la Fundación Víctimas del
Terrorismo se reunió el 30 de noviembre de 2018, sin pronunciarse al
respecto. Blanco no recibe ninguna retribución por su cargo en la FVT.

Desde la Asociación 11-M argumentan que "ser diputada o senadora de un partido político, sea este el que sea, despoja a ambas de la necesaria neutralidad y objetividad para responder sólo ante los intereses de las víctimas del terrorismo", por lo que urgen a que antes del 28-A ambas renuncien a representar al colectivo.

Tanto Blanco como Pedraza figuran, respectivamente, en las candidaturas del PP al Congreso y al Senado por Madrid.

Lo último en España