Inmigración

El Gobierno del caos: Interior dice que no es «competente» para controlar los PCR a ilegales

inmigrantes
Traslado a Arguineguín de los inmigrantes rescatados en dos pateras.

El Ministerio del Interior rechaza ofrecer datos sobre las pruebas diagnósticas de coronavirus realizadas a inmigrantes llegados a las costas españolas porque no es «competente». En su lugar, el departamento de Fernando Grande-Marlaska deriva a las comunidades autónomas, lo que es indicativo de que no dispone de una cifra centralizada. En plena crisis de pateras -cuya llegada a través de Canarias se ha disparado en los últimos meses- e inmersos en la segunda ola pandémica, este hecho resulta especialmente significativo.

Así resuelve a una petición de información, a través del Portal de Transparencia, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, en la que se reclamaba a Interior, en concreto, «el número de pruebas PCR realizadas a inmigrantes llegados a España a través de las costas, en embarcaciones como pateras, en lo que llevamos de año». Además, se pedía un desglose por meses y lugar.

Sin embargo, «examinada la solicitud», Interior descarta aportar la información, alegando que «no es competente» para ello. Por tanto, se inadmite la petición.

No obstante, el Ministerio comunica al interesado que «la  información solicitada es competencia de las comunidades autónomas, y por tanto, debe dirigir su solicitud a las mismas».

El Ministerio de Sanidad, en cambio, sí dispone de un dato sobre el número de infecciones vinculadas a las pateras. Se han detectado 54 brotes, con 481 casos asociados, según la última actualización. 

Críticas a Marlaska

La presión sobre el ministro del Interior se hizo evidente hace unas semanas por las críticas a su gestión de la crisis en Arguineguín (Canarias), especialmente, después de que la Policía facilitase la salida de más de 200 inmigrantes del muelle, sin lugar a donde ir y, como denunció la oposición, sin plan de seguridad y sin saber si estaban contagiados.

El Gobierno sólo dispone del protocolo que aprobó el pasado junio, cuando la situación pandémica, y también migratoria, era radicalmente distinta a la actual.

En ese protocolo se establece que las pruebas diagnósticas cuando «sea necesario», es decir, se descarta la realización de test generalizados. Además, se precisa que «las pruebas diagnósticas sólo se realizan a las personas que refieran síntomas compatibles con la enfermedad Covid-19 en el momento de su llegada».

Preguntado por las instrucciones para evitar la propagación del virus entre los ilegales, el Ejecutivo se ha limitado a responder en el Congreso que «dicho protocolo contempla, entre otros, el procedimiento de recepción, acogida y posterior derivación, estableciendo la obligación de adoptar medidas de distancia social, aislamiento y lavado de manos, utilización de equipos de protección individual, pruebas diagnósticas cuando sea necesario, identificación de casos positivos y trazabilidad y cuarentena de los contactos, así como en la formación del personal».

El protocolo, firmado por el Ministerio de Inclusión, recoge que «el procedimiento de recepción y acogida una vez en tierra de los inmigrantes llegadas a costas o a Ceuta y Melilla, comienza con la atención de Cruz Roja española mediante la realización de un triaje sanitario».

Además, se especifica que «en Ceuta y Melilla, las personas son derivadas a los CETIS, salvo cuando la ocupación de estos impide realizar el aislamiento de manera adecuada».

«Es necesario que las actuaciones que se lleven a cabo en los primeros momentos de la entrada de personas inmigrantes que acceden de manera irregular a través de la frontera marítimo terrestre española, tengan en cuenta la actual situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid 19, coadyuvando estas actuaciones al control de casos importados», señala el documento.

Pese al importante papel que corresponde a Interior, encargado de distribuir a los inmigrantes por distintas partes del territorio, el departamento de Grande-Marlaska deriva a las comunidades autónomas para obtener un dato relevante para valorar la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno.

37.213 inmigrantes

Un total de 37.213 inmigrantes han llegado a España hasta el 30 de noviembre, según los datos del Ministerio del Interior. Más de la mitad, 19.566, de ellos lo han hecho a través de las costas de Canarias.

Si se compara con las cifras del año pasado, la llegada de ilegales al país ha aumentado en un 25,7% (7.600 personas más) en el periodo comprendido entre los 10 primeros meses del año.

En cuanto a Canarias, la cifra crece en 2.806 en las últimas dos semanas. Según Interior, el 15 de noviembre habían llegado a España a través del archipiélago unos 16.760 ilegales, frente a lis 19.566 que se han contabilizado al terminar el mes.

Si se compara con el año pasado, el Ministerio del Interior destaca que de enero a diciembre de 2019 se registró la llegada de 1.993 personas a Canarias, lo que implica un aumento de 881,7% con respecto a los números de 2020. Estos inmigrantes han llegado a Canarias en 641 embarcaciones, frente a las 107 que se habían registrado en el mismo periodo de 2019.

Lo último en España

Últimas noticias