Crisis del coronavirus

Illa reconoció al consejero de Sanidad de Madrid que el confinamiento sólo en festivos era una buena medida

Pese a las innumerables críticas de los socialistas al plan de Isabel Díaz Ayuso de aplicar el cierre de Madrid sólo en los festivos o puentes, lo cierto es que el propio Salvador Illa reconoció el pasado miércoles por la noche al consejero madrileño Enrique Ruiz Escudero que la decisión era posible y que le parecía bien. La confirmación de la validez de la medida llegó por medio de una conversación telefónica mantenida la noche del miércoles.

La postura del ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue clara: la medida de cerrar sólo los festivos le parecía bien y, además, se podía llevar a la práctica. El interlocutor de Illa fue Ruiz Escudero. Y la charla telefónica se mantuvo tras dejar claro Madrid que no pretendía aplicar, dentro de sus potestades, el cierre de Madrid en los días laborales.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, anunciaba esta mañana el cierre perimetral de la región sólo durante los puentes festivos de noviembre, el de Todos los Santos y el de la Almudena. De ese modo, se podrá salir y entrar en la autonomía los días laborales: los que más actividad económica albergan y donde mayor impacto negativo puede tener la decisión de confinar la región. «Se mantiene así la idea de cerrar sólo lo imprescindible», ha defendido la presidenta regional dentro de su plan para tratar de frenar la crisis del coronavirus a nivel sanitario y económico.

El Gobierno de Pedro Sánchez, pese a ello, no tardaba en identificar la postura como un nuevo desafío político al Ejecutivo socialcomunista. Pero lo cierto es que Illa tenía ya la noticia y no la consideró ni negativa ni fuera de las potestades establecidas para la comunidad autónoma.

Ayuso ordenaba, de hecho y tras esa conversación, el cierre de la comunidad por días, pese a no contar con la respuesta oficial del Gobierno central a su carta. Porque Díaz Ayuso trasladó por medio de una misiva su solicitud de permiso para abordar un cierre por un periodo menor a siete días, plazo mínimo establecido por el decreto del estado de alarma para los confinamientos perimetrales.

La vicepresidenta Carmen Calvo anunciaba a primera hora de este jueves que el Gobierno no modificaría el decreto para permitir la pretensión de Madrid, por lo que la presidenta autonómica ha optado por cerrar sólo durante los dos próximos puentes, tal y como adelantó ayer tras su reunión con los presidentes de Castilla-La Mancha y Castilla y León.

«No tengo datos para saber que son efectivos los cierres perimetrales de comunidades autónomas. De todas formas, he decidido ordenar el cierre durante este puente y el siguiente. Pido un nuevo diálogo para concretar un nuevo marco para poder cerrar lo que sea necesario. Algunas veces lo necesario será cerrar un día, en otras cerrar tres o ningún día», ha expuesto Isabel Díaz Ayuso desde la Puerta del Sol.

En otras comunidades

«Ya lo han hecho otras comunidades autónomas y espero que se nos escuche para tomar medidas quirúrgicas intermedias. Son los días imprescindibles para evitar desplazamientos masivos», afirmaba Ayuso en referencia a Ceuta, donde ya se ha adoptado esta medida por días. En un decreto del presidente de esa ciudad autónoma, fechado el 28 de octubre, se determina que «se restringe la entrada y salida de la ciudad de Ceuta salvo a los supuestos adecuadamente justificados contemplados, desde las 00.00 horas del día 30 de octubre hasta las 24.00 horas del día 2 de noviembre; y desde las 00.00 horas del día 6 de noviembre a las 24.00 horas del día 8 de noviembre».

Díaz Ayuso no sólo contaba con esa referencia de Ceuta, sino también con la conversación telefónica mantenida entre Illa y Ruiz Escudero. «Pido de nuevo diálogo para que con estas órdenes podamos flexibilizar las aperturas y cierres de las comunidades autónomas porque la pandemia va a estar mucho tiempo entre nosotros y habría días que hay que cerrar uno, dos o no hacerlo», ha subrayado la presidenta regional sobre el cierre de Madrid.

Por tanto, desde este viernes al lunes -puente de Todos los Santos- no se podrán cruzar los límites de la Comunidad de Madrid con las excepciones habituales (viajes por motivo de trabajo, asistencia sanitaria, cuidados a dependientes, etc.). Lo mismo ocurrirá en el puente de La Almudena, el que se celebra entre el 7 y el 9 de noviembre.

La presidenta madrileña ha explicado este jueves la decisión en su intervención en el acto de homenaje del Gobierno regional a los docentes madrileños, cuya labor ha hecho posible que el inicio de curso haya sido de un modo seguro frente a la Covid-19. Acompañada del consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, Isabel Díaz Ayuso ha avanzado que ha llevado a cabo la idea que planteó este miércoles en una reunión con los presidentes de Castilla y León y Castilla-La Mancha. Aunque el Gobierno de España señala que los confinamientos son efectivos a partir de los siete días, la dirigente regional ha tomado la iniciativa.

Ayuso también ha trasladado «un mensaje de unión y colaboración y decir que la foto de ayer es muy importante y sirvió», en relación a la reunión con Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page. «También apelar a la responsabilidad de todos, especialmente de los que vayan a estar en reuniones familiares o en fiestas. No son momentos para ello», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias