El Govern valenciano dio 18.544 € al hermano de Ximo Puig para contratar al hijo del president

Ximo Puig
Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana. (Efe)

El hijo de Ximo Puig fue contratado el 29 de octubre de 2018 con cargo a una subvención de la Conselleria de Economía que recibió Mas Mut Comunicacions. Esa compañía es la de Francis Puig, el hermano del mismo presidente que concedía la subvención y el mismo padre del hijo que se beneficiaba de ella.

Pero, por si eso fuera poco, tras hacerse con la subvención, de 18.544 euros la empresa del hermano, el hijo presentó la baja voluntaria el 20 de enero de 2019, es decir, poco más de dos meses y medio después, incumpliéndose los requisitos legales que establecen que el empleo deberá mantenerse durante 1 año. La subvención, sin embargo no fue devuelta por la empresa del hermano, sino que solicitaron el cambio y se le asignó a otro trabajador.

El hijo fue contratado para, presuntamente, realizar funciones de redactor de turismo. Y fue sustituido por otro cargo que no tenía nada que ver: un técnico de sonido.

El PP quiere incorporar este escándalo al caso ya judicializado de las subvenciones concedidas por el Gobierno valenciano de Ximo Puig a las empresas del hermano del president regional. Porque, según el PP, “al hijo de Puig le pagan una subvención de la Generalitat presidida por su padre para trabajar en las empresas de los hermanísimos”.

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Eva Ortiz, afirma que debe llegarse hasta el final para “poder investigar los 1,2 millones de subvenciones públicas que han recibido las empresas de los hermanos del presidente Ximo Puig”.

El PP recuerda que “además de la ex trabajadora que puso en conocimiento de la Justicia las irregularidades de las empresas, están declarando ya más empleados que están dispuestos a hablar y contar todo lo que pasaba dentro de esas empresas. Hay denuncias presentadas en instancias judiciales que tienen que ver con las empresas de los hermanos del presidente”.

«Su suerte cambió con la legislatura»

Y es que las empresas de los “hermanísimos de Ximo Puig”, como las califican los populares, acumularon hasta 2015 tres años consecutivos de pérdidas, sus últimas cuentas antes de que Ximo Puig llegara al Palau, arrojaban un resultado de -16.198 euros en Mas Mut y las de Comunicacions dels Ports de -23.252 euros.

“Iban de cabeza a la quiebra y a incurrir en causa de disolución. Pero su suerte cambió en mayo de 2015, porque con el cambio de legislatura, estas dos microempresas, aumentaron sus ingresos en más de 1,2 millones de euros”, señala el PP.

“Hoy, a pesar de contar con apenas cinco trabajadores y tener menos medios técnicos que un periódico universitario, son una de las pocas empresas de comunicación valencianas que genera beneficios, ¿Cómo es posible este milagro?, muy fácil, con su hermano en el Palau de la Generalitat y con un Consell que mira hacia otro lado”, aclara Ortiz.

El PP apunta, además, a un segundo y nuevo foco de investigación: a partir de 2017 las empresas de los hermanos empezaron a servirse de un nuevo entramado de mercantiles afines con las que seguir percibiendo cuantiosas subvenciones de la Generalitat, “una trama que está documentada ante la Fiscalía Anticorrupción con papeles y con testimonios de una trabajadora que sufrió en sus propias carnes los métodos de los Puig y sus socios, presionándola para firmar programas falsos, nóminas falsas y facturas falsas, amenazándola con situaciones personales y familiares muy complicadas y ofreciéndole dinero para acallarla”.

Lo último en España

Últimas noticias