Debate del estado de alarma

El Gobierno pasa del estado de alarma: sólo 2 ministros con Illa tras la espantada de Sánchez

Solo dos ministras, Carmen Calvo y Carolina Darias, han estado presentes durante todo el pleno en representación del Gobierno junto a Salvador Illa

PP
Solo dos ministros, este jueves, en el pleno del Congreso.

Solo tres ministros, uno de ellos el de Sanidad, Salvador Illa, responsable de defender la petición de prórroga del estado de alarma, han participado uno de los plenos más importantes de este año en el Congreso de los Diputados. Además del de Sanidad las únicas ministras que se han quedado todo el pleno en su sitio son la vicepresidenta Carmen Calvo y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias.

La ausencia de los miembros del Ejecutivo en la Cámara Baja, mientras se atribuyen todos los poderes y se restringen derechos fundamentales como el de movilidad, sin rendir cuentas tal como les reclama la oposición, ha generado un profundo malestar entre varios diputados del resto de grupos parlamentarios. Todo mientras el Gobierno habla de «sacrificios y esfuerzos» por parte de todas las administraciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estado presente en su escaño poco más de 40 minutos, al inicio del pleno, mientras Illa defendía la prórroga que solicitó el martes el Gobierno hasta el 9 de mayo. Es la prórroga más larga que se aprobará nunca en la historia de España de una situación de excepcionalidad como la del estado de alarma. Sánchez, que a principios de semana delegó en el ministro de Sanidad la intervención de hoy en el pleno, ha declinado comparecer ante la cámara.

Mientras los líderes de los principales partidos sí estaban cumpliendo con su obligación como parlamentarios, con Pablo Casado, Santiago Abascal e Inés Arrimadas sentados en su escaño, ni Sánchez, ni Pablo Iglesias ni la gran mayoría de ministros han participado en la totalidad del pleno. Tampoco aquellos a los que afecta de pleno la aprobación de una prórroga del estado de alarma, como el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que tendrá que modificar turnos a las fuerzas de seguridad para dar cumplimiento con todas las restricciones.

Si la estancia del presidente Sánchez en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo, este jueves, ha sido efímera, la del vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha sido nula. El número tres del Gobierno, responsable de la gestión de las residencias, que están siendo uno de los principales focos de contagio, y a quién se han dirigido varios de los portavoces que han intervenido, no ha acudido en ningún momento al legislativo pese a no tener ningún acto oficial en su agenda.

La dejadez de funciones de los miembros del Gobierno con su tarea parlamentaria, pues varios de ellos además de ministros también son diputados en las Cortes, contrasta con la responsabilidad de los principales responsables del resto de grupos. Así pues, pese a que Pedro Sánchez no ha intervenido, lamentando el saltarse «la lealtad institucional», Casado, Abascal y Arrimadas han optado por ser ellos los que fijasen la posición de su partido y no sus portavoces por la relevancia del debate que se está produciendo en el Congreso.

Desde el Gobierno, Illa, durante su intervención, ha cargado con dureza contra la mayoría de los grupos de la oposición por no apoyar la petición del Gobierno. Mientras hablaba de «unidad» el ministro de Sanidad ha reprochado al Partido Popular y VOX su posición por criticar que el Ejecutivo no se someta al control parlamentario que requiere la extensión de una herramienta constitucional tan excepcional como el estado de alarma que, durante el próximo medio año, limitará las libertades de los españoles.

Lo último en España

Últimas noticias