"El Gobierno responderá" a que la oficina de Cataluña en Bruselas acogiera un acto con el fugado Lluis Puig

Lluís Puig
Lluís Puig, ex conseller fugado en Bruselas, dando un discurso en la delegación de Cataluña en Bruselas.

El ministro de Asuntos de Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, ha admitido este jueves que el Gobierno decidirá las medidas a adoptar tras el acto del ex conseller catalán Lluís Puig en la sede de la Delegación de la Generalitat de Catalunya en Bruselas en la tarde del miércoles.

En concreto, en el acto se presentaba el libro ‘Llibertat insubornable’, sobre la biografía del escritor catalán Manuel de Pedrolo.

La oficina en Bruselas, única delegación de la Generalitat en el exterior que el Gobierno español ha mantenido abierta tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, no había comunicado este evento a la Conselleria de Relaciones Institucionales, de la que depende. Así, la Administración autonómica, ahora en manos del Gobierno central en virtud de la intervención aprobada por el Senado tras el golpe independentista, no conocía el hecho.

A finales de enero, el Gobierno dio la orden de no permitir la entrada del expresidente catalán Carles Puigdemont y de los ex consellers huidos entonces con él en Bélgica a la oficina de la Generalitat en la capital belga para reunirse con el presidente del Parlament, Roger Torrent.

"No se puede permitir que prófugos de la Justicia utilicen un local público", justificaron entonces fuentes diplomáticas.

Así, Dastis ha calificado este jueves lo ocurrido de "incidente desagradable" para, añadir en declaraciones a los medios, que se adoptarán las medidas pertinentes en el Consejo de Ministros del viernes.

Por último al ser cuestionado si las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, podrían influir en la entrega del expresidente catalán Carles Puigdemont a España, Dastis ha indicado que "no" ve por qué.

Últimas noticias