Un fondo de inversión compra Interflora e intenta liquidar todo su patrimonio en España por 4 millones

sant jordi
Las rosas son una tradición de Sant Jordi. (Foto: EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ha anulado la venta del 80% de las acciones de Interflora España, la popular red de venta de flores a domicilio, a un grupo de sociedades controladas por dos fondos de inversión franceses.

El grupo Interflora opera en España de forma independiente desde los años 50, pero no se constituyó como sociedad anónima hasta la década de los 90, con la denominación Fleurop Interflora España SA.

Hasta 2008, la sociedad estaba constituida por cerca de 800 pequeños accionistas, todos ellos propietarios de floristerías desde las que se distribuyen sus ramos de flores. La red sumaba entonces alrededor de 1.600 tiendas en todo el país.

Los propios estatutos de la sociedad establecían que sólo pueden ser accionistas los propietarios de floristerías que operan bajo esta red e incluían una cláusula que restringe la venta de acciones a terceros que sean ajenos a este negocio.

En mayo de 2008, el grupo Interflora Francia (denominado Flowernet) planteó una oferta para hacerse con la mayoría de la sociedad en España. La propuesta estaba condicionada a la compra de al menos el 51% del accionariado de Fleurop Interflora España SA.

Las tiendas pierden su contrato fijo

Interflora Francia ofreció 500 euros por acción a través de su filial Société Française de Transmissions Florales (SFTF). A su vez, el grupo matriz está controlado desde 2011 por dos fondos de inversión, Chevrillon & Associés SCA y HLD.

Para facilitar la operación, el 23 de julio de 2008 se celebró una junta general de accionistas en la que se eliminó de los estatutos la cláusula que limitaba el capital máximo que puede controlar un solo accionista. Pero no se suprimió la restricción en la venta de participaciones a terceros.

Interflora
El logotipo internacional del Grupo Interflora.

En un primer momento, Flowernet logró hacerse con 60% del capital de la filial española a través de dos sociedades: Tyresta Spain SLU y Arte y Diseño de Jardinería SL. En los años posteriores, amplió esta participación hasta rozar el 80%.

Entonces empezaron los cambios: la nueva dirección suprimió los contratos indefinidos que tenían las floristerías asociadas, y los sustituyó por contratos temporales renovables anualmente. A las tiendas que se negaron a aceptar este cambio se les rescindió directamente el contrato y se les retiró la aplicación informática que les permitía atender los pedidos.

Vende sus sedes por 4 millones

Es decir, hasta 2008 las 1.600 tiendas que ofrecían el servicio de venta de flores a domicilio eran las propietarias de Interflora España. Ahora, la empresa está controlada por el grupo matriz francés y las floristerías asociadas sólo tienen una garantía de continuidad de un año.

Un grupo de nueve pequeños accionistas, propietarios de floristerías, decidieron recurrir ante los tribunales la venta de Interflora España al grupo francés, por considerar que se habían vulnerado los estatutos de la sociedad.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid primero y ahora la Audiencia Provincial, en una sentencia dictada el pasado 10 de marzo, les ha dado la razón y ha anulado la venta del 80% de Fleurop Interflora España SA al grupo francés.

Pese a ello, y antes de que se ejecute la sentencia, la actual dirección de Interflora España sigue adelante con sus planes: ha convocado el próximo jueves una junta general de accionistas con el fin de liquidar todo su patrimonio en España.

Contactos con el gigante Amazon

La intención es vender la actual sede de la empresa (situada en la calle Julián Camarillo de Madrid) por 2,7 millones de euros y la antigua sede de la calle Torrelaguna, valorada en 1.350.000 euros. De este modo, los nuevos propietarios de Interflora confían hacer caja y recaudar algo más de cuatro millones de euros.

Los pequeños accionistas que recurrieron la venta de Interflora España temen que la intención final de los actuales propietarios sea liquidar todos sus bienes y trasladar el domicilio social al extranjero, por lo que dejaría de tributar en nuestro país.

Todo ello, antes de que se ejecute la sentencia que declara nula la venta de la participación mayoritaria de la sociedad al grupo matriz francés Flowernet. Aunque en los últimos años no ha repartido dividendos, Interflora España es una empresa completamente saneada, que factura 15 millones de euros anuales, atiende 250.000 pedidos al año y tiene una ratio de beneficios del 15%.

En una reciente entrevista, el actual director general de Interflora, Eduardo González, dejaba entrever que el mundo digital impone un cambio en el modelo tradicional del negocio y desvelaba que el grupo mantiene contactos con Amazon, el gigante mundial de la venta por Internet.

Lo último en España