En un solo viaje

El Falcon de Sánchez contamina más que 550 coches diésel según una investigación universitaria

falcon
El tweet de Pedro Sánchez sobre el cambio climático.

El profesor Muñoz Rico ha calculado mediante diversas ecuaciones la reacción química “de la combustión completa y estequiométrica” para hallar cuál fue la cantidad de CO2 producido durante el viaje de Pedro Sánchez y Begoña Gómez para ver a 'The Killers'.

Pedro Sánchez ha aprovechado la campaña electoral para enviar un mensaje ecologista en sus redes sociales y reivindicar la lucha contra el cambio climático. El presidente sin embargo oculta que su viaje en Falcon a ver a ‘The Killers’ en Castellón contaminó más que 550 coches diésel.

El uso del Falcon 900B por parte de Pedro Sánchez no sólo genera un importante coste económico a las arcas el Estado. También provoca una contaminación importante por las grandes emisiones de CO2 que expulsan sus tres motores.

Esta huella medioambiental ha sido calculada por el profesor de ingeniería industrial de la Universidad de Salamanca Juan Ramón Muñoz Rico, que  mediante diversas fórmulas matemáticas ha obtenido la cantidad aproximada de CO2 que se emite a la atmósfera en un viaje en Falcon 900B de Madrid a Castellón . El mismo trayecto de ida y vuelta que realizó el presidente para ir a ver un concierto de ‘The Killers’ junto a su mujer Begoña.

El profesor Muñoz Rico ha calculado mediante diversas ecuaciones la reacción química “de la combustión completa y estequiométrica” para hallar cuál ha sido la cantidad de CO2 producido durante ese viaje.

El resultado total es de 57.815 kilogramos de CO2, que asciende a 115.630 kilos si se tienen en cuenta que el Falcon dejó a Sánchez en Castellón, volvió a Madrid de noche y retornó a la Comunidad Valenciana al día siguiente para recogerle y devolverle a Madrid. Es decir, cuatro trayectos de unos 400 kilómetros cada uno. Tres horas de vuelo aproximadamente.

La huella ecológica del viaje de Sánchez para ver a ‘The Killers’ es catorce veces superior al que haya realizado otra persona tomando un vuelo comercial de ida y vuelta entre Madrid y Castellón. En un solo viaje, Sánchez emitió más CO2 que el que generan 19 españoles en todo el año con sus coches y calefacciones (unas 6 toneladas aproximadamente cada uno).

Estos datos son relativamente fáciles de extrapolar al consumo de un coche diésel medio. Un motor diésel de gama media produce 2,6 kilogramos de CO2 por cada litro de combustible que quema. Tomando como referencia los 400 kilómetros de distancia, un consumo medio interurbano de 5 litros a los cien kilómetros y los cuatro trayectos realizados por el Falcon, el resultado del calculo ofrece una cifra aproximada de 208 kilogramos de CO2 generados por un coche diésel que siga la misma ruta.

Comparándolo con las 115 toneladas de CO2 emitidas por el Falcon habría que juntar la contaminación de 550 coches diésel, el combustible con el que quiere acabar Sánchez, para igualar la cifra.

Mensajes ecologistas

Sánchez, inmerso de lleno en su campaña electoral, ha publicado en los últimos días en sus redes sociales varios mensajes para reivindicar la política ecologista y verde que propone el PSOE.

En uno de los mensajes  podía leerse “SOS Emergencia Climática”. Lo acompañó de un mensaje en el que pedía “cuidar del planeta”, porque “es cuidar nuestro país y a quienes lo habitamos. Por eso hacemos nuestro el grito de los jóvenes que no se resignan y trabajamos para frenar el #cambioclimatico. Con medidas, ciencia y determinación. #LaEspañaQuerQuieres es sostenible”.

En otro, publicado este mismo lunes, reivindicaba el uso de "tecnologías menos contaminantes", acompañando su mensaje de un vídeo con imágenes con escenas de la naturaleza española, bosques, costas, familias reciclando y apelando a la lucha contra el cambio climático.

El Falcon, lo que más contamina

Sin embargo, un estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente señala al avión como el medio de transporte más contaminante y que más efectos negativos provoca en el cambio climático. Las cifras no tienen en cuenta las emisiones de un jet privado como el Falcon del presidente, que al ser un vehículo de mucha menor ocupación que un vuelo comercial dispara la ‘huella medioambiental’ por pasajero. El jet privado es, sin lugar a dudas, el medio de transporte que más calienta el planeta.

Los mensajes ecologistas de Sánchez han recibido fuertes críticas por parte de los usuarios, que le respondían cosas como "Tuieteado desde mi Falcon", "Pues que vaya en bicicleta…en vez de tanto transporte aéreo…que de ejemplo! Predicar es fácil", "Se predica con el ejemplo "guapo" o "No te da vergüencita hablar de Medio Ambiente?".

Tres vueltas al mundo

En los nueve meses de su gibierno, Sánchez ha recorrido en la flota estatal de Airbus, Falcon 900 y helicópteros SuperPuma alrededor de 139.000 kilómetros. Tres vueltas y media al planeta en apenas 9 meses. Las emisiones de CO2 correspondientes a la quema de queroseno de estos aviones superan a las que generan más de medio millón de vehículos particulares.

Lo último en España