Inmigración ilegal

Expertos antiterroristas alertan: Canarias es una «brecha de seguridad» en puertas de la Navidad

Preocupación entre los Servicios de Inteligencia europeos por el escaso control de los inmigrantes ilegales que llegan a Canarias.

Canarias
Salvador Burguet, CEO de AICSpain.

La crisis migratoria de Canarias supone un grave problema de seguridad en materia antiterrorista para Europa. Expertos en la materia aseguran a OKDIARIO que nuestro país no cuenta ni con los medios ni con la formación de detección adecuada de potenciales terroristas, y menos durante este año, 2020, en el que se calcula que pueden haber llegado a las costas de Canarias unos 20.000 inmigrantes ilegales. Esa cifra que se ha disparado sobre todo desde el mes de marzo, pese a ser una de las más altas, es sólo una más de las que ha experimentado la totalidad del territorio español. Se calcula que al acabar el año habrán sido entre 35.000 y 40.000 los inmigrantes que hayan entrado de manera ilegal a territorio español. Fuentes policiales han confirmado a OKDIARIO que en estos meses algunos individuos han sido catalogados como sujetos de interés y se les ha monitorizado como potenciales riesgos de seguridad. Pero el problema es a cuántos no se ha detectado.

Se acercan las navidades y las alarmas antiterroristas de diferentes países europeos se disparan. Salvador Burguet es experto en yihadismo, terrorismo internacional y CEO de AICSpain, una de las más prestigiosas agencias privadas de Inteligencia. «No podemos decir ni mucho menos que España se encuentre ahora mismo más amenazada que antes por un ataque terrorista, lo que no quita el riesgo de un ataque puntual. Y no estamos haciendo lo necesario para reducir ese riesgo. Lo que viene sucediendo los últimos meses en Canarias supone una tremenda brecha de seguridad en materia antiterrorista para España pero sobre todo para Europa». Burguet no habla por hablar y lamentablemente hay casos muy recientes que demuestran cómo las organizaciones terroristas detectan los puntos de acceso para introducir en Europa a sus activos, y Canarias es desde hace meses un punto muy débil que hace necesario recordar precedentes al respecto.

Terroristas en patera

En el mes de abril fue detenido en Almería uno de los terroristas más buscados de Europa. Había llegado hasta nuestro país en patera. Lo mismo pasó en Canarias en el mes de abril. Allí se detuvo a un captador de mujeres destinadas a casarse con miembros del Daesh que había llegado hasta España en patera en 2018. El fenómeno se ha repetido en otros lugares de Europa. El terrorista que atentó contra varios viandantes en Niza en octubre llegó en patera a Lampedusa. Todos estos casos fueron una vulneración de la seguridad antiterrorista española usando la inmigración ilegal como método de ingreso en el país.

Lamentablemente los ejemplos de terroristas infiltrados entre el pasaje de una patera es una lista muy larga, así que la clave es detectarlos y detenerlos. «Alemania intentó llevar a cabo un dispositivo especial de prevención terrorista en la última gran crisis migratoria». Burguet se refiere a 2015, el fatídico año en el que los conflictos acabaron provocando que casi un millón de personas buscaran refugio en Europa. Alemania pronto notó la presión en sus fronteras y se volvió una cuestión de seguridad nacional saber quién pretendía entrar en el país. «La policía alemana activó un sistema de entrevistas personales que pese a no ser perfecto sí permitió detectar elementos potencialmente peligrosos. En Canarias debería haberse hecho lo mismo, pero existe un gran problema de preparación. Ninguna policía española tiene todavía un manual que aborde estrictamente protocolos de lucha antiterrorista islamista», asegura Burguet.

Y el problema, aunque es de origen español, preocupa y mucho a Europa, concretamente a Francia. No es buen negocio ser país vecino de una vía de entrada descontrolada de inmigración ilegal que no sólo no está siendo acometida en origen, sino que se está gestionando de manera muy mejorable en destino y además se está facilitando el tránsito al resto del continente. «La mayoría de los inmigrantes ilegales que están llegando a España pretenden dar el salto a otros países europeos y una vez que llegan a la península todo es mucho más fácil». Burguet se refiere a la llegada diaria de vuelos negadas permanentemente por el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska. Vuelos en los que viajan inmigrantes ilegales a los que a su llegada se les dota de ayuda económica, un hecho reconocido por Cruz Roja «para casos vulnerables». El problema es que lo que es ayuda para un inmigrante ilegal necesitado se convierte en apoyo logístico para un inmigrante que realmente sea un radicalizado que puede acabar atentando.

Francia se encuentra ahora mismo en el centro de las amenazas terroristas por el asesinato del profesor víctima de un lobo solitario que ha provocado un profundo debate sobre la seguridad interna del país. La gran preocupación de la Inteligencia francesa es que una de sus mayores fronteras terrestres linda con nuestro país. Hace poco se celebró un seminario sobre terrorismo islámico en el País Vasco dirigido a policías. Una de las preguntas de los agentes fue «¿cómo diferenciamos un radical de quien no lo es?». El ponente era Salvador Burguet y su incredulidad quedó patente. Normal que Francia ande preocupada por nuestra seguridad antiterrorista concretamente en la crisis migratoria de Canarias.

Lo último en España

Últimas noticias