Crisis del coronavirus

Un español en Corea: «No veo a ningún ministro de España con mascarilla y es una irresponsabilidad»

Algo más de 9.000 casos y 126 personas fallecidas por coronavirus. Los asombrosos datos de Corea contrastan con España, donde ya se superan las 700 muertes y se alcanzan casi los 50.000 contagiados. Juampi Postigo es español pero vive y trabaja en el país asiático. OKDIARIO ha hablado con él para conocer cuáles han sido las diferencias entre ambos lugares para registrar unos datos tan dispares y cuál ha sido su experiencia .

Los primeros casos en Corea se dieron el 20 de enero. En ese momento, según el entrevistado, «el país se situó en una suerte de estado de emergencia donde se dio una respuesta adecuada». A pesar de ciertas restricciones, como el cierre de colegios, universidades o centros litúrgicos, los coreanos han «llevado una vida normal».

Según Juampi, la clave del éxito en la contención del virus está dividida en tres: el uso de mascarillas, los test masivos y la localización de los infectados.

Corea ya pasó en el año 2015 por una crisis similar que les «ha ayudado a estar preparados para ello». El MERS (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) contaba con una tasa de mortalidad del 30% e hizo a los gobiernos elaborar herramientas y sistemas de control para frenar la expansión.

Uso de mascarillas

Respecto al uso de mascarillas, afirma que en Corea «aunque no se trate de algo obligatorio, te miran mal por la calle si no la llevas». En este punto, el español residente en Corea afirma que «en España no hay tradición de llevar mascarilla y no se conocen bien los beneficios que conlleva».

«Aquí es normal que la gente se la ponga si tiene un resfriado para no contagiar», apunta. «La teoría dice que en un metro y medio o dos metros, el virus cae, pero después cuando lo llevas a la práctica llevar mascarilla te da seguridad» y «evitas que, en lugares como restaurantes, el cocinero o el camarero puedan contagiarte».

«Aquí las mascarillas se ponen incluso si tienes un resfriado»

Según relata, el Gobierno coreano ha asegurado a sus ciudadanos dos mascarillas a la semana. Su precio es bajo y es asequible para todos.

Además, Juampi defiende la necesidad de hacer test al mayor número de personas posibles. «Aquí, si no tienes síntomas, debes pagar la prueba pero si has estado en contacto con algún contagiado te la hacen gratis», añade.

Estas pruebas se llevan a cabo a través de distintas alternativas para evitar que los contagiados acudan a los hospitales. Por ejemplo, explica, algunos test se realizan directamente en el coche, sin que el afectado tenga que bajarse del vehículo.

Localización de infectados

El Gobierno coreano ha desarrollado una aplicación que permite localizar a los infectados. De esa manera se puede tener un conocimiento mayor de la situación y saber en qué lugares ha estado y con qué personas.

«No se sabe exactamente dónde vive el enfermo pero sí el edificio. Conocen dónde trabajas y a la cafetería que has acudido», explica.

«Saben dónde y con quién ha estado el infectado»

«Si a mí me detectan que tengo el virus, el Gobierno realiza a las personas con las que he estado en contacto para hacerles el test. Y si he estado en un restaurante, lo cierran y lo desinfectan», añade.

Gestión en España

Juampi asegura que el Gobierno tendría «que haber sido previsor y haber actuado».»No se de quién es la culpa y tampoco si otro gobierno lo hubiese hecho mejor. No lo creo», opina.

Afea también que «haya ministros que estén con el virus» y, sin embargo, vaya sin mascarilla: «El vicepresidente se está saltando la cuarentena. Es una situación de irresponsabilidad e imprudencia», añade.

Además recuerda que en ningún momento se ha «visto a una persona del Gobierno con una mascarilla puesta ¡Cómo si no pasase nada!». «Aquí cuando sale el presidente va con ella puesta y saluda a todos con una reverencia», asegura.

«Me llama la atención que aquí se expandió mucho antes el virus y no conozco a ningún infectado. Y en España conozco a varios», cuenta. «De los que yo conozco hay gente que no puede ir al hospital porque no hay camas y te preguntas, ¿esto es España? No estamos hablando de un país tercermundista y la situación es muy grave», afirma.

«El Gobierno de España debe tener un plan para acabar con el confinamiento»

Además, opina que se deben establecer reglas para no ampliar el confinamiento. «Se debe imponer el uso de mascarilla y hay que poner en todos sitios geles desinfectantes», añade.

«No entiendo que haya personal en los supermercados sin mascarillas. El Gobierno está teniendo tiempo para crear medidas y evitar ampliar el confinamiento»,  sentencia.

Lo último en España

Últimas noticias