Sentencia del 'procès'

Los esbirros de Puigdemont responderán a la sentencia con disturbios «que se prolongarán en el tiempo»

cdr
Uno de los cortes de carreteras con los que los CDR entrenaron su respuesta a la sentencia del Supremo.

Los detalles sobre en qué consistirá la respuesta ‘popular’ del secesionismo ante la sentencia del 1-O son el secreto mejor guardado de los radicales. El denominado ‘Tsunami Democrátic’, tras el que se encuentra Puigdemont, ya advierte que esta respuesta supondrá una "crisis generalizada al Estado" y que se prolongará en el tiempo.

Bloquear Cataluña. Invadir y controlar el Parlamento catalán. Son dos de los objetivos que se han planteado los responsables de ‘Tsunami Democrátic’, la plataforma que está organizando el ‘contraataque’ a España por la sentencia del Tribunal Supremo que, presumiblemente, condenará a los golpistas presos a penas de cárcel.

Los detalles de esta iniciativa se llevan con total discreción. A los radicales y militantes secesionistas tan sólo se les ha pedido que "estén atentos" a las redes sociales ya que recibirán instrucciones nada más conocerse la sentencia.  Les recomiendan llevar encima provisiones, una radio a pilas, batería extra para el teléfono móvil y una silla portátil. El resto de detalles, de momento, son secretos.

Eso sí esta misma tarde, desde ‘Tsunami Democratic’ han adelantado que la respuesta que se está planeando "pretende generar una situación de crisis generalizada al Estado español que se prolongará en el tiempo". Esa respuesta, dicen, "requiere una reacción inmediata pero no será una acción concreta de un día", insistiendo en que la iniciativa se alargará en el tiempo.

Un ‘arma’ de Puigdemont

Puigdemont creó primero el Consell de la República para hacer caja (pide a sus seguidores aportaciones de 10 euros para pagar sus gastos de abogados y su mansión de Waterloo) y más recientemente ha puesto en marcha el Tsunami Democràtic para promover la "desobediencia civil" contra la legalidad española.

La página web de ambos organismos creados por Puigdemont está domiciliada en un paraíso fiscal, las islas caribeñas de la Federación de San Cristóbal y Nieves​ (Saint Kitts and Nevis), según desveló El Confidencial el pasado día 18.

Hasta ahora, el Tsunami Democràtic ha utilizado un canal de Telegram con 17.000 seguidores (el medio usado habitualmente por los CDR) para convocar sus primeras algaradas: ataques contra grandes empresas como Caixabank e Iberdrola, a las que acusa de connivencia con el "Estado español".

Lo último en España

Últimas noticias