Echenique exige derechos para los trabajadores y le recuerdan que él pagaba en negro a su asistente

echenique-zasca

Pablo Echenique se ha levantado este sábado con un tremendo zasca recibido por su última ocurrencia en Twitter. A un minuto de las 08.30 de la mañana, el secretario de Organización de Podemos saludaba con un "Buenos días" a sus seguidores e incluía una fotografía que pretendía ser graciosa.

En ella, se veía un pedazo de papel en blanco y una frase que decía: "Os dejo una lista con los derechos que se han conseguido a lo largo de la historia siendo moderadito, educadito y guardando las formas".

Una ironía que abundaba en la estrategia de "lucha y combate" inaugurada el pasado septiembre por su líder, Pablo Iglesias, en un mitin celebrado en la plaza del 2 de Mayo de Madrid. Un regreso a los orígenes más radicales de Podemos que no comparte Íñigo Errejón, y que dio inicio al enfrentamiento abierto y en público entre el número uno y el número dos del partido por marcar el discurso del partido y, con ello, además, el poder interno en la formación radical.

Sin embargo, lo que no esperaba Echenique es que un tuitero se acordara de la presunta ilegalidad en la que incurrió durante años el que ahora es mano derecha de Iglesias. Echenique mantuvo trabajando sin contrato y sin abonarle su cotización a la Seguridad Social a su asistente personal en dos etapas que sumaron más de dos años.

Así, el tuitero @Brutixxx le espetó como respuesta 3 horas y 11 minutos después: "Pues parece el contrato de tu asistente".

Echenique nunca admitió haber cometido ninguna ilegalidad, a pesar de que mientras estuvo siendo atendido cada mañana por una persona sin contrato en su casa, que le ayudaba en sus tareas personales de lavarse, hacer ejercicios y vestirse, era capaz de criticar públicamente a quien hacía lo mismo que él.

El secretario de Organización de Podemos, como miembro de la dirección del partido de Pablo Iglesias, y como cabeza visible de Izquierda Anticapitalista, suponía un seguro de atención en los medios, y su mensaje fue siempre directo a la yugular de las “políticas de austericidio” del PP. El pasado 13 de mayo, durante un acto electoral en Córdoba junto a Iglesias, Echenique enardeció a a las masas podemitas procamando que “es una vergüenza que tengamos a cuidadoras sin pagarles la seguridad social”.

El propio Echenique llego incluso a culpar al empleado de la irregularidad al admitir que la relación laboral con este cuidador se remontaba a varios años atrás, cuando su asistente trabajaba ayudándole con las labores personales a través de una empresa. Posteriormente, Echenique mantuvo a este mismo trabajador a su servicio cuando la compañía dejó de prestarle servicios. Pero el empleado, a quien Echenique pagaba sólo 300 euros al mes, “decidió darse de baja como autónomo en los últimos meses”, sin que tuviera cobertura de la Seguridad Social.

Este sábado, Pablo Echenique ha tomado de su propia medicina, porque el contrato de su asistente estaba incluso más en blanco que esa lista de derechos a la que se quiso referir en su jocoso tuit.

Lo último en España