Podemos Andalucía

Dimiten dos líderes de Podemos en Andalucía por «la mierda que hay bajo las alfombras»

Podemos Andalucía
Líderes de Somos Podemos Andalucía dimitidos.

Ruido de sables en Podemos Andalucía. Las primarias abiertas para buscar sustituto a la anticapitalista Teresa Rodríguez está provocando broncas, dimisiones y pesadillas entre los diferentes sectores. En las últimas horas dos de los líderes de la corriente pablista (Somos Podemos Andalucía) han dejado su cargo por discrepancias con la dirección. «Un partido no tiene que tener mierda bajo las alfombras», denuncian.

Se trata de Eduardo Fontecha e Isabel Martín, dos de los artífices de una corriente que durante los últimos meses ha estado plantando cara al ala anticapitalista del partido que finalmente ha desertado de la formación morada. Una ardua labor para reconducir un partido que esta región estaba descontrolado, ya que su secretaria autonómica, Teresa Rodríguez, estaba preparando su marcha a otro partido.

En sendas cartas de dimisiones, ambos exponen los motivos de su renuncia a seguir trabajando en rearmar Podemos Andalucía. «Para que un partido pueda ser útil a la sociedad y pueda hacer cosas buenas por la gente no debe tener mierda debajo de las alfombras, porque al final esto tendrá un coste electoral que Andalucía no se puede permitir, y estaremos perpetuando a Juan Manuel Moreno Bonilla por muchos años. Las bases de nuevo se quedarán sin representación en el partido», explica Fontecha.

Lamenta que no le queda «otro remedio que presentar la dimisión y baja definitiva» del partido. Pide que se le dé de baja de la base de datos, de las listas de difusión y que se borren todos sus datos personales que figuren en poder de la formación. «Me despido de vosotras (sic.) con la pena que me da la certeza de que de nuevo la militancia en Andalucía se queda huérfana cuando esta vez lo teníamos todo hecho», afea.

«Si hay justicia irá mal»

A pesar de que la corriente que había puesto en marcha se llamaba Somos Podemos, señala que más bien «son y pueden», en referencia al orden y mando que están llevando a cabo personas con el apoyo de Pablo Iglesias. «Deseo que se reparta mucha suerte, porque como se reparta justicia
nos va a ir muy mal en Podemos», lanza en su misiva de cuatro páginas.

En dicho texto recoge cómo desde hacía meses estaban plantando cara a los anticapitalistas que querían desmontar Podemos Andalucía. Pero cuando han llegado las primarias autonómicas de Podemos, los diputados nacionales del partido han llegado como un elefante a una cacharrería. En lugar de contar con ellos, han arrinconado a las bases. Han copado 25 de los 28 puestos de la candidatura pablista.

Martina Velarde, candidata pablista a liderar Podemos Andalucía.
Martina Velarde, candidata pablista a liderar Podemos Andalucía.

«El proyecto Somos Podemos Andalucía tenía toda la estructura para montar candidatura propia y la maquinaria engrasada, documentos políticos, redes sociales, ilusión, capacidades, personas valientes, compromiso y lealtad con Podemos… No les interesaba que se supiera que no tenían el apoyo de las bases (en referencia a los cargos públicos), nos necesitan para legitimar la unidad, sin las bases, hubiera ocurrido como en las primarias ya celebradas de Podemos en Cataluña, donde la candidatura que ha ganado ha sido la de las bases», explica.

Argumenta que a pesar de haber demostrado la fuerza que tenían ahora los diputados les ha marginado. Recuerdan que entre otras labores han «restablecido las redes sociales de Podemos Andalucía que los anticapitalistas tenían secuestradas», pero ello «no fue suficiente» para demostrar la valía. «Fuimos los únicos que nos enfrentamos a anticapis, sin
ayuda de nadie, ni cargos, ni diputadas, ni estatal, solo lo conseguimos las bases, contraprogramando y reventando su Horizonte 2023, con encuentros provinciales celebrados simultáneamente demostrando ser el único movimiento de base con mayor poder de convocatoria de la militancia», recuerdan.

La corriente mayoritaria de Podemos en esta región ha sido «apartada de las mesas de negociación» para elaborar una candidatura de unidad. «¿Por qué?, ¿por qué se nos ha estado vetando?, ¿por qué no interesaba que estuviéramos presentes?, ¿tenían miedo de que les hiciéramos sombra y se demostrara que nos correspondía mayor espacio y que era de justicia que en lugar de solo tres puestos en la lista teníamos derecho a mayor representación? Estas preguntas ahora, por fin tienen respuesta, su plan se ha cumplido», expone Fontecha.

Por su parte, Isabel Martín, hasta ahora responsable de Redes de Somos Podemos Andalucía, subraya que «mi salida no ha de demorarse más tiempo, por coherencia y por cómo pienso que debe ser la democracia interna en Podemos y en qué han convertido a Somos Podemos Andalucía, un espacio que era precioso, de bases, pero que se ha entregado hace tiempo, prácticamente gratis, para negociar con el sello de que las bases estaban siempre encima de la mesa, y así algunos intentamos transmitirlo».

teresa rodriguez podemos
Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez. (Foto. Adelante Andalucía)

Comenta que los hechos se desencadenaron cuando los cargos públicos de Podemos convocaron el pasado viernes «una precipitada reunión convocada con solo media hora de aviso y en plena siesta y con el cortísimo debate donde no daba tiempo a explicarse». Una vídeo conferencia en la que se votó cómo concurrir a las primarias.

«Puñaladas»

«Ojalá me equivoque y el acuerdo sea lo mejor para Andalucía, ojalá este partido vuelva a ser lo que fue en 2015, (…) pero me temo que el tiempo me dará la razón porque los compañeros de viaje que se han elegido (‘En Movimiento’ –anticapitalistas–) van a ir todo el camino lanzando puñaladas, porque es lo único que sabe hacer esta gente, al principio igual vaya como la seda, pero sabéis que cuando lleguen las decisiones importantes sus llamadas de teléfono mandan», afirma esta ya ex miembro de Podemos.

«Creo que pinta mal y cada vez que se quieran salir con la suya, ¿harán una
llamadita a Madrid para que sus opiniones prevalezcan en el Consejo Ciudadano Autonómico? Pues si es así qué pena, a mí esto me recuerda a ‘Juego de Tronos'», afea. Lamenta que los diputados de Podemos llevaron a las bases moradas «un pacto humillante con sólo 3 puestos en una lista de 28, ¿dónde han quedado representadas las bases? ¿qué clase de  negociaciones se han llevado?».

«Lo siento, pero yo no podía dar ese paso… en ese momento, como cuando sabes que vas a morir y minutos antes se te pasa toda tu vida por la cabeza, a mí me ocurrió lo mismo… Llevo 6 años partiéndome el lomo y la cara, currando y enfrentándome a todo tipo de trepas, anticapitalistas y oportunistas».

Tras enumerar una serie de compañeros a los que da las gracias agrega: «hay ausencias en estas menciones, lo sé, pero es difícil agradecer a estas personas, no se lo merecen, tras ser parte de una estrategia maquiavélica de arrastrar a las bases de Podemos Andalucía hacia el movimiento Anticapitalistas, en forma de Adelante Andalucía y disfrazados dentro de ‘En Movimiento’. (…) Prefiero seguir caminando con coherencia, en la claridad del camino, y no en la oscuridad, donde las puñaladas no se ven, pero matan. Mi paz interior no es negociable», concluye.

Lo último en España

Últimas noticias