Denuncian irregularidades en el recuento en Valladolid del voto de los residentes en el extranjero

Un ciudadano de Valladolid, Fernando Morán, ha interpuesto una denuncia ante el Juzgado en la que solicita que se repitan las elecciones de los residentes en el extranjero de esta circunscripción, por considerar que se han producido graves irregularidades en el proceso de escrutinio.

Según explica en la denuncia, registrada el jueves ante el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital vallisoletana, antes de proceder al recuento de las urnas que contenían cerca de 2.000 votos quedaron solas durante 20 minutos en una sala con distintos accesos. Por tanto, según argumenta el denunciante, estuvieron expuestas a que alguien pudiera manipular su contenido.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles en la Audiencia Provincial de Valladolid, donde se llevó a cabo el acto oficial de recuento de los votos emitidos por correo por los residentes en el extranjero, lo que se conoce como Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA).

El denunciante, que es arquitecto de profesión, decidió acudir al acto público movido, según afirma, por el afán de comprobar que el proceso de desarrollaba con total limpieza y de acuerdo a lo establecido en la ley.

Valladolid
La denuncia registrada este jueves en el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid.

Así, como mero observador, se encontraba en la 9.30 de la mañana en la sala habilitada para el acto, donde inicialmente todo se desarrolló con normalidad. Los votos llegados por correo (tanto de residentes en el extranjero como de los miembros de Fuerzas de Seguridad del Estado desplegados en Cataluña) fueron introducidos en dos urnas, una del Congreso y otra del Senado, en una acto abierto al público.

Pero antes de procederse al escrutinio, el presidente del Tribunal Electoral Provincial anunció un receso de unos 20 minutos e instó a todos los presentes a que abandonaran la sala y se fueran a "tomar un café". En aquel momento se encontraban presentes cerca de 20 personas, incluyendo varios funcionarios del Juzgado y los apoderados del PP, PSOE y Vox (los de Podemos llegaron más tarde)

Fernando Morán se negó a abandonar la sala, alegando que si se rompía la custodia pública de las urnas, su contenido podía ser manipulado durante el receso. Más aún cuando la habitación cuenta con cuatro puertas distintas: tres de ellas dan al pasillo del público y la cuarta conduce a una dependencia posterior, por la que acceden los jueces, tal como muestra el croquis que ha incorporado a su denuncia.

Entonces mantuvo una acalorada discusión con la secretaria y el presidente del tribunal, quien amenazó con llamar a un vigilante de seguridad para obligarle a desalojar la sala, tal como se escucha en el audio que acompaña a esta noticia. La discusión se desarrolló así:

Presidente: Antes de ponernos a escrutar y abrir las urnas, haremos un pequeño receso para tomar un café y despejarnos un poco la mente.

Secretaria: Haga el favor de abandonar la sala, porque la sala se cierra.

F. Morán: ¿Y la custodia de los votos? Yo no quiero abandonar la sala porque están los votos ahí, me parece que no es de recibo. Esto es un acto público que tiene continuidad.

Secretaria: Ya, el acto es público, pero se ha dicho que se interrumpe y se cierra.

F. Morán: ¿Y dónde quedan los votos?

Secretaria: Usted haga el favor, ¿qué le ha dicho el presidente?

F. Morán: Pero mire, hay 2.000 votos que se quedan solos. Pues llame usted a la fuerza pública, yo no voy a abandonar la sala, tengo derecho a estar en el escrutinio hasta el final, yo considero que es una ilegalidad desalojar la sala con unos votos….

Presidente: haga el favor de salir, y si no voy a mandar a seguridad.

F. Morán: Mande a seguridad, yo voy a llamar al 112 ahora mismo.

Presidente: Por razones de seguridad, aquí no se puede quedar nadie, porque si usted se queda aquí puede manipular…. El acto público se puede interrumpir en un momento determinado para el descanso de las personas que estamos aquí

F. Morán: Pero la custodia de los votos, que son un patrimonio del país…

Presidente: La custodia la decido yo y no la va a decidir usted.

F. Morán: Ya, pero yo no me fío de la custodia que usted haga. Yo considero que es ilegal…

Presidente: Me parece muy bien. Los votos no se van a quedar solos, ¿de acuerdo? Porque lo decido yo. Y usted no tiene por qué comprobar las medidas de seguridad que yo adopto y quién las cumple. Porque eso afecta al derecho a la intimidad de las personas que van a hacer esa función. ¿De acuerdo?

F. Morán: Vale, pues que conste que esos votos pueden ser cambiados en los 20 minutos que desaloja la sala.

Finalmente, el presidente de la junta electoral obligó a Fernando Morán a abandonar la sala, acompañado por una vigilante de seguridad. El denunciante considera que se produjo así un "claro delito" porque no "puede suspenderse la custodia pública" de un acto de votación, añadiendo que "cualquiera podría entrar por una de los accesos internos de la sala y manipular las urnas antes del escrutinio".

En su escrito presentado en los Juzgados, señala que se han vulnerado los artículos 139 y 146 de la Ley Electoral y pide que se repita la votación de los residentes en el extranjero por la circunscripción de Valladolid, ya que no se ha garantizado la integridad de las urnas durante los 20 minutos que quedaron apartadas de la vista de los testigos que habían acudido a presenciar el escrutinio.

Lo último en España

Últimas noticias