Los críticos de Sánchez creen que impondrá la abstención en la moción de censura

PSOE
Pedro Sánchez comparece junto a sus seguidores tras los resultados de las primarias del PSOE. (Foto: Francisco Toledo)

Los críticos de Pedro Sánchez en el PSOE, y afines a Susana Díaz, creen que el nuevo secretario general dará consigna de abstenerse ante la moción de censura presentada por Podemos y que se debatirá el próximo 13 de junio.

La posición del grupo socialista, una vez celebradas las primarias, es aún una incógnita, y la abstención, en cualquier caso, no evitaría que la moción fracase (necesita de una mayoría absoluta), pero los de Pablo Iglesias sí lo interpretan como una relativa «victoria».

Entre los críticos se ironiza, en cambio, con que esa «abstención» resulta paradójica, teniendo en cuenta que el nuevo líder socialista criticó con fiereza el mismo sentido de voto durante la investidura a Mariano Rajoy. A efectos prácticos, señalan, el resultado es el mismo: el presidente del Gobierno seguirá en el poder.

La fecha del debate parlamentario es otro «papelón», señalan gráficamente en fuentes socialistas, ya que, dos días después de esa eventual abstención, se celebrará el congreso federal que debe ratificar la elección de Sánchez.

La postura en la moción es, para Sánchez, un auténtico dilema en sus primeros días al frente del socialismo. Tras su comparecencia, una vez conocidos los resultados de las primarias, el secretario general no ha hecho ninguna comparecencia pública. Este miércoles sí ha acudido a Ferraz para reunirse con los trabajadores y allí, en conversación informal con los periodistas, ha asegurado que su intención es dar entrada en su nuevo equipo a representantes de las candidaturas de Susana Díaz y Patxi López. No obstante, en esa Ejecutiva, en la que sí estarán representados todos los territorios, no habrá barones. 

El líder socialista ha nombrado además al diputado José Luis Ábalos- una de sus hombres fuertes durante la campaña-como portavoz provisional del grupo parlamentario, en sustitución de Antonio Hernando. Ábalos será, en principio, el encargado de defender la postura del PSOE en la moción de censura.

No ven una moción inmediata

En las últimas horas, la posibilidad de que el PSOE optase por la abstención había cobrado fuerza también en las filas de Podemos. Para Iglesias supone un ‘balón de oxígeno’, que le da esperanzas de que, en un futuro, pueda presentar una moción pactada con Sánchez.

El partido de Iglesias apenas esperó un día tras la elección de Sánchez para anunciar que está dispuesto a retirar su moción si el PSOE registra una propia. Y la portavoz parlamentaria del grupo, Irene Montero, ya advirtió a los socialistas de que serán responsables de «sostener al partido de la corrupción» si no apoyaban su iniciativa.

En conversación telefónica, el lunes, Sánchez e Iglesias  acordaron «respetar las estrategias diferentes de cada organización sobre cómo hacer oposición» a Rajoy, aunque coincidieron en que la situación del PP es «insostenible».

En fuentes parlamentarias socialistas no ven probable que Sánchez se precipite en presentar una moción contra el presidente del Gobierno y creen que, antes, tiene retos tan importantes como recomponer el partido y marcar la nueva línea política del PSOE.

Lo último en España

Últimas noticias